La Catedral de Palencia inspira a los cocineros palentinos

La Catedral de Palencia, que este año conmemora su 700 aniversario, y su contenido artístico han sido la fuente de inspiración de reconocidos cocineros de Palencia para elaborar una degustación de cuatro platos en el pabellón de Palencia durante la Feria de turismo Interior INTUR.

Los cocineros encargados de elaborar estos platos -especialmente para la promoción gastronómica de la ciudad de Palencia- han sido Alberto Villegas (restaurante San Remo), Víctor Maestro (La Parrilla de Don Jamón), Noelia López y Andrés López (cervecería El Recreo) y Javier Bartolomé Calvo (restaurante El Brezo).

La degustación gastronómica sirvió de colofón a la presentación de los proyectos turísticos de Palencia y presentada por el alcalde Mario Simón y la concejal de Cultura, Turismo y Fiestas, Laura Lombraña. Los asistentes acompañaron estos platos con vinos de la Bodega Valdesneros (Torquemada)  y de Pagos de Negredo.

Los platos

Alberto Villegas (Restaurante San Remo) creó el plato “Crema de cebolla horcal de Palenzuela a la cerveza,” inspirado en las casullas, (ornamentos litúrgicos elaborados con hilo de oro, terciopelo y presentan un escudo heráldico bordado) que se hayan en una de las capillas de la catedral del Obispo Luis Cabeza de Vaca, y datan de mediados del siglo XVI.

El plato de Víctor Maestro (La Parrilla de Don Jamón) se denomina “Palenthigos” y está inspirado en el cuadro “El Martirio de San Sebastián”, una de las obras más destacadas del pintor renacentista Doménikos Theotókopoulos, El Greco, que se conserva en la Catedral de Palencia y es la obra cumbre de su museo catedralicio.

Los hermanos Noelia y Andrés López (El Recreo) llevaron sus galardonadas “Bravísimas”. La capilla de la Virgen de la Inmaculada acoge el cuadro de la Virgen de Guadalupe, obra del pintor mexicano Manuel Osorio que data de 1739. La pintura ha servido para que la cocinera Noelia López la enlazara con su plato estrella, cuyo ingrediente principal es un producto traído de las Américas y que tiene ese toque picante tan característico de la cocina mexicana.

Por último, el cocinero Javier Bartolomé Calvo (El Brezo) presentó su “Jabalí del Rey Sancho”. Cuenta una leyenda que Sancho III el Mayor, rey de Pamplona, participaba en una cacería por las tierras de la actual provincia palentina y observando cómo un jabalí se introducía en una gruta, el monarca descubrió de forma casual una cripta con las reliquias de San Antolín. El monarca, movido por el hallazgo, impulsaría la construcción de lo que hoy es la Catedral de Palencia.

La iniciativa, que une la gastronomía, la historia, el arte y cultura, ha sido coordinada por la Academia de la Tapa y del Pintxo y se inspira en la Catedral de Palencia, uno de los tesoros arquitectónicos más importantes de la capital.

COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.