Claves para montar (y regalar) la mesa de Navidad perfecta

Seas el invitado o el anfitrión, la firma Celia B tiene piezas perfectas para acertar en la mesa estas Navidades.

Puede parecer todavía lejano, pero no, la Navidad ya está a la vuelta de la esquina y prueba de ello son todos los preparativos que ya comenzamos a ver en las calles. Las luces, los escaparates, las colecciones navideñas, los calendarios de adviento y las listas de regalos. Pistas que nos hacen pensar en todo lo que conlleva la llegada de estas fiestas. Desde qué ropa nos vamos a poner para Fin de Año hasta los regalos de nuestros familiares, los menús de las comidas y, cómo no, las mesas navideñas.

No es nada nuevo que en Navidad las mesas se vistan de un color especial, no necesariamente en rojo o dorado, pero sí de gala. Las cenas en familia son un momento de celebración y por ello merecen ir adornadas con lo mejor de cada casa… además de una buena comida.

Hoy en día lo tenemos mucho más sencillo ya que hay muchas colecciones con las que conseguir una mesa de 10. Una de ellas es la firma Celia B que, además de tener unas prendas de ropa llenas de energía y color, también tiene todo lo que necesitas para montar la mesa de Navidad perfecta o para regalar, si tienes la suerte de ser la invitada y no la anfitriona. Estos son algunos consejos a tener en cuenta estas Navidades, ¡toma nota!

Siempre con mantel

Puede que ahora las tendencias sigan otras corrientes. Sin embargo, en una cena de estas características el mantel es un imprescindible. El único requisito es que vaya a juego con el resto de la mesa para no perder la esencia conjunta. Eso no quita que después añadas un bajoplato individual para cada comensal que, además, pueden ser diferentes entre ellos.

La gran protagonista

Así es, la vajilla siempre es siempre la protagonista de la mesa. Es lo primero en lo que nos fijamos al llegar como invitados por eso debemos cuidar al máximo los detalles. Celia B apuesta por mezclar colores y estampados, de esta forma haremos la mesa mucho más especial y personal, sin duda alguna. Una forma de sorprender a los invitados y hacer que la cena sea mucho más distendida al darle ese toque más informal.

Si eres invitado, no lleves comida

Te puede parecer extraño, pero así lo dicta el protocolo. Si eres un invitado no debes acudir con comida como regalo por muy buena que te parezca la idea. En su lugar, puedes llevar unas flores, una botella de vino o un detalle decorativo para la casa. O como apuntan en Celia B, donde nos sugiere llevar unos posavasos o un plato original y divertido.

Total Page Visits: 570 - Today Page Visits: 5
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *