Granada es una ciudad que embruja y atrapa gracias a su belleza, su arte y su enorme riqueza, y es además uno de los pocos lugares donde podemos sentir la magia del mundo árabe en nuestro país.

Junto a los riquísimos vestigios arquitectónicos de la ciudad, representados en su eterna y majestuosa Alhambra, la ciudad conserva también sabores y aromas de Oriente que conforman parte de su legado y tradición.

Las especias, el cordero, las pasas o los frutos secos como los pistachos o las almendras están presentes en muchos de sus platos y, saborearlos nos hace viajar a tierras exóticas y legendarias. Ese legado ha llegado hasta nuestros días a través de numerosos bares y cafés que mantienen viva esta deliciosa tradición en tapas y raciones gourmet. El Café Omka es uno de ellos.

Este local nos permite disfrutar de una costumbre tan propia de Ganada como es el tapeo, pero acompañado de los matices, olores y sabores más exóticos. Visitar el café Omka es hacer un recorrido por la gastronomía árabe (desde Marruecos hasta Oriente Medio) gracias a platos como la medfona (elaborada con fideos y almendras tostadas), el cuscús con verduras, el falafel o la saluka.

Si lo que te gusta es probar platos nuevos y experimentar con sabores distintos, puedes optar por pedir una degustación con papa rellena de espinacas y queso, una deliciosa crema de calabacín con sésamo o la Baida con salsa de yogurt.

También puedes dejarte sorprender por su delicioso brewat (hojaldre de pollo), por sus distintas variedades de tajín de alitas con aceitunas o de kefta o por sus tradicionales shawarmas de carne con canela y pasas o salsa blanca.Conoce los secretos de la cocina árabe en el Café Omka. Un viaje sensorial por Oriente Medio sin salir de Granada.