Marcela, un aire fresco para la tradicional gastronomía leonesa

‘Marcela’ renueva su oferta gastronómica basada en el respeto al producto de calidad la cocina tradicional leonesa, apostando por una selección de carnes y pescados a la brasa y disponiendo de una bodega con 800 referencias de vinos.

El restaurante Marcela Brasa y Vinos (León) ha decidido renovar su oferta gastronómica apostando por el mejor producto de temporada y una nueva y espectacular carta de vinos, convirtiéndose de esta forma en una de las referencias de la ciudad y en uno de los mejores restaurantes nacionales con raíces leonesas.

El restaurante, propiedad del grupo By Vamuca y galardonado con un Sol de la Guía Repsol en su última edición, se encuentra situado en el centro histórico de León (entre el barrio Romántico y el barrio Húmedo). Ocupa un magnífico local de dos plantas con una amplia terraza junto al Museo Casa Botines, una de las joyas arquitectónicas de Gaudí fuera de Cataluña.

Marcela Brasa y Vinos acaba de sumar al proyecto al chef Juan Ordás, uno de los cocineros más respetados de León y dedicado durante años a la gastronomía de la región en el emblemático Casa Mando, y Javier García Rueda, como director de sala, también procedente de Casa Mando. Dos reconocidos profesionales de la gastronomía leonesa que, sin duda, impulsarán el prestigio de Marcela.

El establecimiento ofrece dos espacios bien diferenciados: la planta baja es un amplio bar de tapas al más puro estilo leonés y la primera planta, un moderno restaurante de cocina tradicional basada en un producto de primera calidad, especialmente de carnes y pescados a la brasa.

Antonio Vázquez, consejero delegado del grupo By Vamuca, explica que “Marcela. Brasa y Vinos se convierte, de esta forma, en la gran apuesta gastronómica para León, una ciudad que ha evolucionado mucho y muy bien en los últimos años, atrayendo a millares de turistas y profesionales de los negocios que ya están regresando a la región, tras superarse las restricciones y dificultades provocadas por la COVID, especialmente en Castilla y León”.

La carta de vinos, compuesta por más de 800 referencias nacionales e internacionales, dispone de más de 60 productores de Champagne francés, cava y espumosos españoles; vinos dulces de Sauternes (Francia), entre ellos el legendario Chateau d´Yquem; los Tokaj húngaros o Riesling alemanes, así como una amplísima selección de vinos tintos y blancos de las regiones más importantes de España o Francia (con especial atención a la Borgoña), entre otros países, sin olvidarnos, por supuesto, de los vinos leoneses, de los que hay una amplia representación en la carta.

La amplia selección de los mejores vinos españoles y franceses es, sin duda, una de las grandes novedades de la nueva etapa de Marcela que también será un magnífico atractivo para el centro histórico de la ciudad y su famosa zona de tapeo con más de 40 vinos por copas.

Vinos y tapas

La planta baja del restaurante está dedicada a vinos y tapas al más puro estilo leonés, ofreciendo unos productos de excelente calidad. Los clientes podrán tomar embutidos clásicos de León, como la cecina o el chorizo picante, a los que se suman un jamón ibérico 5J, queso de oveja curado, anchoas de Santoña, boquerones, salmón noruego, una selección de latas de Güeyu Mar, steak tartar con pan de cristal, matrimonio sobre pan con tomate o bonito del norte con mahonesa de wasabi, entre otros.

Entre las tapas imprescindibles figuran los huevos rotos con morcilla de León, la ensaladilla rusa, gildas, croquetas caseras, rabas de calamar fresco, chuletillas de conejo, bocata cubano de pastrami, hamburguesa hecha en casa, callos, costilla glaseada de vaca vieja, pollito al horno, marisco del Norte o pescado salvaje de la lonja, entre otras.

El restaurante ofrece una excelente selección de carnes y pescados a la brasa, así como algunos platos tradicionales de la gastronomía leonesa. Las carnes suelen proceder de animales criados en las montañas de la región aunque habrá cortes de otras regiones. Los pescados llegan diariamente de las lonjas cantábricas, los proveedores habituales de la casa.

La carta, que cambia diariamente en función del producto que llega al establecimiento, ofrecerá generalmente solomillo de vaca vieja, entrecote Premium, chuleta de vaca o Tomahawk, y, entre los pescados, rodaballo del Cantábrico, virrey de la costa asturiana, rapito negro o atún rojo. Todo ello acompañado con diferentes salsas y guarniciones a elegir.

Homenaje a las mujeres

“El nombre del restaurante es un reconocimiento y un homenaje a la mujer de mi vida, mi esposa Lola, (cuyo apoyo en estos años de mucho trabajo y nuevos proyectos ha sido determinante para alcanzar todos los objetivos que nos habíamos propuesto) y a todas las mujeres imprescindibles durante todos estos años como mi madre, mi abuela, mi hermana, mis cuñadas, mi suegra y mi hija. Sin ellas todo esto hubiera sido imposible. Por eso decidimos buscar un nombre de mujer y, dado que estábamos en la plaza de San Marcelo, no tuvimos dudas: Marcela. Además, todos los cócteles llevan también nombres de mujeres», nos explica Antonio Vázquez

Cocina Conciencia

By Vamuca colabora con la Fundación Raíces a través de su proyecto Cocina Conciencia que tiene como objetivo la inserción socio-laboral de jóvenes en riesgo de exclusión social por la ausencia de referentes adultos o familiares.

Cocina Conciencia es un proyecto que surgió de la inquietud y solidaridad de algunos profesionales vinculados al sector de la gastronomía en Madrid y Barcelona, al que se han adherido bastantes restaurantes de toda España, entre ellos algunos de los más laureados con las famosas estrellas Michelin. Todos estos restaurantes ofrecen formación y un puesto de trabajo a estos jóvenes.

Total Page Visits: 591 - Today Page Visits: 1
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.