La apuesta por el recetario más catalán

El restaurante ofrece su propia despensa “a la vista” con una cuidada selección de productos artesanos y de gran calidad.

Un homenaje a la abuela Elena

Una clara apuesta por platos icónicos que conforman el recetario catalán es la que propone el restaurante Fauna del hotel Kimpton Vividora 5* (ubicado en el barrio Gótico de la ciudad de Barcelona) liderado por el chef Jordi Delfa, quien pone en valor su propia memoria emocional y reivindica platos de siempre de la cocina catalana añadiéndoles su particular visión y contribuyendo así, desde el establecimiento, a seguir transmitiendo la herencia del rico patrimonio gastronómico catalán.

Tratando de responder a la cuestión de “cómo podemos transmitir y compartir algo tan nuestro y tan rico en sabores”, el chef ha incorporado a la carta platos identitarios tradicionales “tan sencillos y tan presentes en nuestra memoria”, como los Fideos a la Cazuela de Presa ibérica de bellota, Costillas de Cerdo y Gamba roja; las Albóndigas de Secreto Ibérico de bellota con Vieiras y Panceta Ibérica de bellota, la Tortilla Abierta de Patatas con Gamba Roja, Espinacas y Cremoso de Piñones o el Arroz a la Milanesa de Ca l’Elena (carne de cerdo con tacos de jamón y guisantes y queso rallado).

Nos encontramos aunte un auténtico homenaje a su abuela Elena, quien siempre los preparó en casa del cocinero. “Poder expresar en un plato el recuerdo de la niñez, de una época maravillosa que creo que todos hemos vivido en algún momento, es el gran qué de un cocinero”, afirma Delfa.

Cocina catalana sin pretensiones

“La de siempre, una cocina de chup-chup, esa de sabores potentes y que reconoces enseguida en la boca”, cuenta el cocinero. Recetas tradicionales que acompañan una carta en la que no puede faltar ninguno de sus hits como el Buñuelo de bacalao con miel y lima, el canelón de carne rustida y foie, salsa Soubise y queso Fogassa; las cotizadas judías de Santa Pau con tortita crujiente de pies de cerdo, butifarra de Perol y cigalitas, el brioche de fricandó de presa ibérica de bellota y setas; el steak tartar de vaca madurada de Girona o el arroz Parellada con calamarcitos, sepia y gamba roja de Blanes.

Las carnes y los pescados a la brasa del mejor producto, escogidos cada uno de ellos para que los más sibaritas puedan darse un homenaje, son también algunos de los platos que ofrece la carta de Fauna. Los postres, caseros, como el Pastel Cremoso de Queso Ermesenda d’Eroles o la Tarta Cremosa de Lima Kaffir y merengue suizo, son la guinda del pastel perfecta para terminar una velada en el restaurante.

Fauna cuenta con una cuidada selección de vinos de distintas bodegas además de una buena oferta de coctelería clásica que redondea la experiencia, en el piso de abajo, en GOT coffee & cocktails.

Despensa de Vivi

Otro de los rincones que hace sentir el restaurante Fauna como si estuvieras en casa de unos amigos es la recién inaugurada despensa a la vista desde donde se admira y se ofrece el buen producto con embutidos, como el jamón ibérico, la cecina de vaca madurada premium, la sobrasada de cerdo negro de Mallorca de Xesc Reina; y quesos artesanos y muy especiales, la mayoría de ellos de territorio catalán, elaborados con leche de vaca, de cabra y de oveja tales como el Golany, Luna Negra, Tou i Blau de Jutglar, entre otros.

Miembros del personal de la sala enfundados en sus chaquetillas, harán de auténticos maestros de ceremonias deleitando a los asistentes con jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo, unas ostras o un vino. Fauna ofrece lo mejor que tiene como un buen amigo te agasaja en su casa con lo mejor de su despensa. El lujo de la calidez que te acoge desde el primer instante, sin reservas, sin secretos y con mucha honestidad.

TWIST & BLISS

Es el acogedor comedor del restaurante, emulando un piso del Eixample barcelonés con altos techos y suelos hidráulicos, el que sirve de escenario para que “siempre pasen cosas”. Será alrededor de la codiciada despensa dónde, a partir de marzo, se realicen los maridajes musicales Twist & Bliss, en los que una gramola y los míticos discos de vinilo se convertirán en protagonistas de unas sesiones en las que el vino, el cava, la cerveza o el tequila se maridarán con estilos musicales concretos y en las que la interactuación de los asistentes con la elección de los temas claves será clave para su desarrollo.

La gramola sonará y los anfitriones de Casa de Vivi ofrecerán el mejor producto y el mejor ambiente para vivir el tercer jueves de cada mes una experiencia enriquecedora en un ambiente distendido y animado.

Total Page Visits: 845 - Today Page Visits: 2
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *