Grupo Barbillón revoluciona el verano con sus Oyster Bar

Panorama y Manto son los Oyster Bar de moda de Grupo Barbillón, dos espacios donde se puede disfrutar de una cocina de mercado de huerta y mar y con una materia prima que cobra especial protagonismo. Aquí se come muy muy rico.

Platos clásicos de toda la vida y otros con un toque más viajero a los que dan ese puntito de sabor inconfundible y sello de la casa que caracteriza sus cartas. Unas propuestas gastro que siempre son un acierto, ideadas tanto para picotear y compartir como para darse un auténtico homenaje y, acompañarlo con una más que solvente carta de vinos que van desde los espumosos a los generosos, pasando por una cuidada selección de blancos y tintos.

Los hermanos Kike y Curro

Detrás de este buen hacer se encuentran los hermanos Kike y Curro Sánchez del Amo, grandes conocedores de los gustos y paladares disfrutones que llenan cada uno de sus locales. Una fórmula que replican y convierten en éxito en cada uno de sus negocios hosteleros y que no tiene más misterio (ni menos mérito) que hacer que el comensal se sienta a gusto, con ese trato cercano y amable que se brinda en sala, además de apostar por una certera cocina de producto con toques diferenciadores y materia prima de gran calidad.

En los Oyster Bar Manto (C/ Avenida de los Andes, 34. Madrid) y Oyster Bar Panorama (C/ Moreras, 42. Majadahonda. Madrid) se come muy bien y se sabe disfrutar de excelentes vinos en un ambiente amable y relajado que les caracteriza, todo un símbolo emocional en los espacios de Grupo Barbillón.

Una carta para todos los gustos

De sus mostradores salen propuestas como las Ostras Gillardeau nº 5, un manjar apreciado por su sabor distintivo, textura cremosa y matices salinos que tanto en Manto como en Panorama se sirven al natural o con aliños más viajeros, sin restar protagonismo al molusco.

Para complacer al paladar cuando el calor aprieta, platos refrescantes como el Tartar de Atún Rojo sobre Limas, o el delicioso Carpaccio de Pulpo con mayonesa infusionada con pimentón ahumado.

Para seguir compartiendo sin salir del mar y el huerto, hay opciones como las Gambas al Ajillo con sus Cabezas y un toque de amontillado -un imprescindible para los que disfrutan mojando en todas las salsas-; las Zamburiñas con un puntito picantón; los Huevos Rotos o Fritos acompañados de Chipironcitos o de Gamba Roja son una apuesta segura.

No puede faltar el Tomate de temporada -de esos que saben a verano- con bonito en escabeche, cebolla tierna y piparras, como Dios manda. Ensalada César -viva y crujiente- para no renunciar a nada o bien la Ensalada de Rúcula con Burrata y Tartar de Salmón. Para terminar, compartiendo o no, su Rapito y Chipironcitos a las brasas. También hay buen producto y opciones para los más carnívoros.

Los clásicos

La carta incluye también los grandes clásicos de la casa que puedes pedir una y otra vez sin cansarte. Platos icónicos de Grupo Barbillón como son, la Ensaladilla de mi Madre con gambitas de cristal fritas; las Croquetas de Jamón-Jamón, el Nigiri de Steak Tartar con huevo de Codorniz o las Colitas de Gamba en Tempura Japonesa y Mayonesa Sriracha, entre otras también muy apetecibles.

Para los más golosos también hay dulces opciones, como son la ya mítica Tarta Árabe, -receta familiar y presente en todos los establecimientos de Grupo Barbillón-, o la Torrija Casera con sopa de chocolate blanco y helado para poner el broche caprichoso a toda buena comida.

La carta de vinos de ‘los oyster’ es dinámica y vibrante con una selección de vinos y espumosos nacionales e internacionales. Aquí también se apuesta por vinos generosos y referencias cuidadosamente elegidas que invitan a descubrir y saborear cada plato con la elegancia que se merece.

Total Page Visits: 1142 - Today Page Visits: 1
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *