Teneis que probar los calamares de Cruz Blanca Vallecas

Cruz Blanca Vallecas continúa con su terraza de verano, un agradable espacio ubicado en el Parque Amós Acero de Vallecas y remodelado recientemente.

Antonio Cosmen es el fundador del restaurante y llegó a Madrid con solo 14 años. Con más de dos décadas de experiencia en el mundo de la hostelería, en 2005 inaugura Cruz Blanca Vallecas, el único establecimiento de la franquicia con cocina y personalidad de autor.

Madrid tiene fama desde hace más de un siglo de tener los mejores pescados y mariscos, siendo en la actualidad el puerto de mar de España. De las variedades de peces más demandadas por los madrileños son el bacalao, el besugo y el calamar. Sin duda el más popular es este último.

Antonio Cosmen nos cuenta el secreto para una elaboración perfecta. “El calamar debe ser salvaje, del norte. Unos 800 g por pieza aproximadamente. Es un producto difícil de tratar pero merece la pena. Se limpian, se cortan, se lavan y se dejan escurrir. Añadir sal, blanquear pasándolo por un poco de harina y rociar ligeramente con huevo batido. Por supuesto, el secreto está en freírlos en aceite de oliva suave, siempre limpio. Es lo que marca la diferencia.”

Esta especialidad de Cruz Blanca Vallecas es servirlo por raciones, pero también preparan clásico bocadillo de calamares, perfecto para tomar junto a una cerveza bien fría en su amplia terraza. Están deliciosos.

Antonio recibió el pasado mes la Cruz de la Orden del Dos de Mayo de manos de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, siendo la condecoración más importante otorgada por la Comunidad. Isabel Díaz Ayuso lo considera “un referente de la cocina tradicional en Madrid, especialmente gracias a su magistral cocido.”

Total Page Visits: 455 - Today Page Visits: 2
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.