LA RITA conquista los corazones y paladares del barrio de Chueca

Abierto desde el pasado mes de septiembre, este restaurante ubicado en pleno corazón del madrileño barrio de Chueca se ha convertido en poco tiempo en un espacio singular y acogedor del amante del buen comer.

Como si de un guión de cine se tratara y Rita Hayworth fuese su protagonista, el restaurante La Rita recrea de manera magistral lo que podría ser un restaurante de los años 40 dirigido por “la perdición pelirroja” con la mejor gastronomía actual de la mano de su chef Pepe Sacristán y su Jefe de Sala, Joel Brazuna.

Ubicado en lo que fuera Exlibris, La Rita propone a sus comensales un giro de 360 grados con unos sabores, texturas y aromas únicos mientras suena de fondo la música de “Gilda”.

En La Rita, el producto es el protagonista, auténtico y sobre todo casero, acorde con la temporada y donde cada cucharada se convierte una experiencia inolvidable para el paladar.

Dirigido a todo tipo de públicos, en La Rita podemos degustar desde un salmorejo cordobés con huevito de codorniz y ventresca de Atún confitada, pasando por unos buñuelos de bacalao con emulsión de mango con ceniza de puerro.

Otra propuesta donde se puede apreciar la mano de Rita Hayworth es en la brocheta de rape y verdurita a la parrilla, con arroz jazmín y emulsión suave de salsa teriyaki. Una combinación suave para el paladar, mientras sigue sonando la música de fondo de “La dama de Shanghái” en todo el restaurante.

Una las grandes estrellas invitadas a este festín es el brownie de rabo de toro estofado con nueces, puré suave de tubérculos y napado con sus jugos al cacao. Un plato camaleónico que podría pasar a simple vista como un brownie de chocolate 100% acompañado por un puré de patata que hace las veces de bola de helado.

Y como si de un buen final se tratara, la tarta de queso también hace acto de presencia acompañado del beso de Rita, ¿porque qué es una despedida sin un beso? En este caso, un chupito de Margarita con un fondo frutos rojos que hace que el comensal quiera volver a La Rita.

COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.