Nos encanta ver cómo nuestros restaurantes vuelven a arrancar y cada cual está ingeniándoselas según la fase que les toque. Por fortuna, la comida a domicilio (delivery o take away) está siendo una grata herramienta para la hostelería.

En esta época de confinamiento hemos pasado buenos momentos con nuestro indiscutible ritual del vermuteo, trasladándonos mentalmente desde nuestras casas a esos lugares donde solíamos apreciar esa entretenida rutina en las terrazas "de allá fuera".

Y a colación de la comida a domicilio, es aquí a donde queríamos llegar y mostraros una suculenta propuesta en Barcelona con la cual es posible disfrutar de "Dos tierras, dos lenguas y dos cocinas con un único diálogo": la apuesta gastronómica KM0 by El Chigre.

Una puesta en escena de la mano de la sidrería/vermutería El Chigre 1769 y la taberna gastronómica Llamber, ambos restaurantes situados en el Born y dirigidos por el chef Fran Heras. Deseamos ver pronto sus puertas abiertas pero, mientras tanto, nos emociona recibir, abrir y disfrutar de esos platos elegidos deliberadamente y con cariño para la ocasión ...y a la orden de ¡Ya!

Antes de haceros la boca agua con el pedido que recibimos, hay que decir que este chef es representante de la cocina “catariana” (fusión de costumbres de Cataluña y Asturias). Ofrece un menú de ricos platillos y tapas, fieles a esas tierras, acompañados por una sidra y/o vermut. Un homenaje a ambos lugares. Aquí ya tenéis una pista de lo que fue nuestra experiencia gastronómica.

Siguiente pista. El pedido tiene un valor añadido porque es inevitable que su cocina se acerque también a nuestros corazones. KM0 By El Chigre son también elaboraciones “Slow Fast Food”, cuyo objetivo es crear un impacto positivo en nuestro planeta. Su servicio cuenta aspectos como son la sostenibilidad, el respeto y el cuidado por el medio ambiente. Su menú se basa en productos ecológicos, naturales y de proximidad. Nos llamó la atención su packaging 100% compostable y biodegradable.

El festín gastronómico ofrece una interesante variedad de clásicos (y no tan clásicos) platos asturiano-barcelonés. Podemos empezar por unas Sardinas Ahumadas con Verduras, Boquerones en Vinagre tradicionales acompañados de Vermut Murcarols de La Pobla de Lillet. Continuamos este abanico de propuestas con su Arroz Negro de Langostinos, (arroz Bombita envejecido, de la casa Molino Roca) presentado con creatividad y de modo impecable, al igual que el Picantón a L’ast (criado de manera natural en Lleida) y un arroz con leche que sabe a gloria.Además, propone sus habituales de vermut: la Barreja (“mezcla”, en catalán) Clásica de Patatas chips piqué de Vilanova, Olivas Rellenas y Mejillones, la Barreja de Banderillas y Cohetes, las Patatinas al Cabrales, la Gambita Roja del Mediterráneo al Vapor o los Chorizos de Aquí (Cataluña) con Sidra de Allí (Asturias) y por supuesto, su excelente Pulpo con Chimichurri Marino acompañado por Trinxat de la Cerdanya.

Su festival gastronómico culmina con los arroces como el Meloso de Rabo de Vaca Vieja, Shitake Ecológico y All i Oli de Ajos Tiernos, entre otros. Y terminamos con sus postres, representativos de su ADN “catariano”.