Aromas de antaño con sabores del presente

A los pies de la plaza de Felipe II, en pleno barrio Salamanca, nace Colmado Parranda, mucho más que un restaurante con una oferta gastronómica que aúna tradición con toques tremendamente contemporáneos.

El grupo de restauración Dihme quiere así rendir homenaje a los antiguos colmados madrileños ya instaurados en el siglo XIX, donde los vecinos encontraban en ellos un lugar de reunión en los que compartir historias, charlar y, por qué no, disfrutar de una buena copa de vino.

“Queremos que Colmado Parranda esté para el público en todo momento, por eso ofrecemos un horario que va desde el desayuno hasta la cena, pasando por el tiempo de aperitivo, ‘afterwork’ y ofreciendo platos del día, así como recomendaciones de mercado que van variando para convertirnos en un referente del barrio Salamanca”, explica Daniel Sala, CEO del Grupo Dihme.

Colmado Parranda es una vuelta a los orígenes, a poner en valor el producto y llevarlo al cliente de una forma sencilla pero con un toque canalla, reinventando lo clásico para sorprender desde lo más sutil.

Platos ‘colmados’ de historias

Como cualquier colmado que se precie en donde se encontraban alimentos para comprar y llevar a casa, Colmado Parranda, ofrece tras su amplio mostrador, una gran selección de productos de primera calidad y cercanía, junto con una amplia selección de vinos de pequeños productores con denominación de origen.

Tras su toque de madera, su ambiente cálido y sus guiños a ese aire vintage de los clásicos colmados con esas grandes alacenas que guardan los tesoros culinarios de las casas más castizas, nos encontramos con una gran selección de platos con productos auténticos, que destacan por el valor de la propia materia prima, y
con una oferta muy amplia en vinos con más de 120 referencias.

Aromas de antaño con sabores del presente

Destaca una larga lista de productores pequeños con bodegas independientes a la que se añaden otros “best sellers”. Su carta equilibra las recetas tradicionales: Raciones de embutido selecto, Mojama, Croquetas, Ensaladilla Rusa.

Especialidades de la casa: Pimientos del Piquillo rellenos, Brioche con Queso de Tetilla y Tartufata, Mollete de Antequera con Lomo de Orza o el de Chipirones con Mojo picón, o la cecina de wagyu.

Deliciosos aperitivos: Gran variedad de Gildas, Conservas gourmet, Jamón al corte en el momento u hogaza de pan con aceite y tomate.

Platos principales clásicos e innovadores que hacen las delicias de cualquier paladar: Aguachile de Navajas, el Tartar de chacinas, Lomo de orza o carrillera de ternera preparada a fuego lento.

Y para los amantes del dulce, el broche de oro lo ponen sus postres, entre los que destacan el Pan (brioche) con chocolate o la tradicional Torrija con Nata.

Total Page Visits: 736 - Today Page Visits: 1
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *