La gastronomía andalusí es uno de los legados más importantes de al-Ándalus. De hecho, la cocina Mediterránea no sería lo que es hoy en día sino fuese por ella.

Una herencia que el restaurante Balansiya ha sabido recoger. Situado en la ciudad del Turia, toma su nombre de la Valencia musulmana y se ha convertido en el primer restaurante árabe de tradición andalusí de la ciudad.

Como si de un cuento se tratase, adentrarse en Balansiya es como trasladarse a mundo casi mágico lleno de colores y de olores. Y todo para llevarnos a otra época en la que incluso la vestimenta de los camareros acompaña.

Se trata de lugar, explican en su página web, en el que se puede “volver a disfrutar de lo esencial de nuestra herencia árabe, con el gusto de lo tradicional, lo artesano, lo escogido, de una historia que resuena en nuestras fuentes y acequias… del placer de la cocina andalusí.”

El local cuenta con una menú diario que incluye algunos de los platos más representativos y emblemáticos de la carta, como el cuscús o el tayin. Pero también ofrece varios menús de degustación, con una selección de lo mejor de la gastronomía andalusí.

Entre los platos que se pueden elegir en sus distintas variantes se encuentra el falafel (croquetas vegetales de garbanzos, cebolla picada, ajo, perejil, cilantro y comino); la assaffa (fideos rubios al vapor, pollo, canela y frutos secos); tayin de cordero enmielado (cordero a la miel, dátiles y frutos secos); tabulé (ensalada oriental de perejil, burgol extrafino, tomate, pepino, cebolla, lechuga juliana, menta fresca, limón y aceite de oliva) o el babaghanush (suave paté de berenjena (pulpa) ahumada crema de sésamo aderezado con comino y aceite de oliva).

Ofrecen también un menú para veganos.