Escandinavia es conocido por un estilo de vida que combina confort, diseño, respeto al prójimo y al medio ambiente y sentido cívico. Estocolmo, Oslo y Copenhague son tres capitales que cuentan con un rico patrimonio histórico, pero también gastronómico. La Guía Michelin Países Nórdicos 2016 presentada hace unos días ha coronado a Estocolmo como la capital culinaria del norte. Y es que muchos de los restaurantes incluidos en la guía están en la ciudad sueca.

La otra gran novedad de este año es que por primera vez dos restaurantes nórdicos consiguen las tan ansiadas tres estrellas. Maaemo, en Oslo y Geranium, en Copenhague, que de esta manera se unen al exclusivo club 116 restaurantes con tres estrellas que hay todo el mundo. 

En la categoría de 2 estrellas Michelin se incluyen el Restaurante Fäviken Magasinet de Suecia, el Noma Frantzén, Mathias Dahlgren-Matsalen y Oaxen Krog. En total, seis locales gozan de esta distinción, mientras que once nuevos han sido reconocidos con una estrella, entre ellos Kong Hans Kælder, Kadeau o Sushi Sho.

Dicen los expertos que la gran decepción de este año vuelve a ser el restaurante Noma, considerado como el mejor restaurante del mundo hace unos años, y que mantiene sus dos estrellas.

Dinamarca cuenta en total con 19 restaurantes con una estrella, cuatro de ellas conseguidas este año. Finlandia, por su parte, conserva sus cuatro restaurantes con una estrella, al igual que el año pasado, mientras que Noruega sube con sus tres estrellas. Suecia sobresale por encima con sus tres restaurantes con dos estrellas y sus 17 locales con una.