Julio arranca en Tarragona de la manera más deliciosa con las Jornadas Gastronómicas ‘El Arroz Marinero’. Estas debían haberse celebrado en marzo, pero la pandemia retrasó cuatro meses el encendido de fogones para poner en valor uno de los platos estrella de la gastronomía tarraconense.

Además de la vista, la ciudad también despierta otros sentidos como el gusto y el olfato. Buena prueba de ello son las jornadas gastronómicas ‘El Arroz Marinero’. Durante tres semanas, veinte de sus mejores restaurantes ofrecerán menús (entre 15 y 50 euros) cuyo plato principal será esta perfecta simbiosis entre el cereal estrella del Delta del Ebro y los frutos del mar que llegan a diario a la lonja. Todo ello, maridado con vinos tarraconenses de la D.O. Conca de Barberà. Mesa, mantel… ¡Y que empiece el festín!

Los 20 restaurantes participantes son Alta Taberna Solric, Arlemar Restaurant, Ca l’Eulàlia, Cócula Restaurant, El Llagut, El Paseo, El Pòsit del Serrallo, El Terrat, Fòrum, La Morada, La Xarxa, Les Fonts de Can Sala, Mos Restaurant, Palau del Baró, Restaurant Barhaus, Restaurant La Caleta, Restaurant SolRic, Restaurant TarracoPark, Restaurant Nàutic Tarragona y Seasons.

Entre las diferentes versiones de este Arroz Marinero podrán degustarse: ‘Arroz de sepia con almejas y cigalas’, ‘Arroz caldoso de gamba roja de Tarragona’, ‘Arroz a la masqueta de azafrán de La Conca y trufa de verano’, ‘Arroz de erizo de mar del senyoret’, ‘Arroz seco de sepia confitada con gamba roja, almejas y alioli de ñora’, ‘Arroz de costa con boquerones y ajos tiernos’, ‘Arroz de bogavante y nécoras’, o ‘Arroz meloso de pulpitos con gambita y navajas del Delta’.

Estas jornadas son una iniciativa de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Tarragona Ciudad con el apoyo del Patronato de Turismo del Ayuntamiento de Tarragona, cuya presidenta, Laura Castel, señala que “se han puesto en marcha en julio para ayudar al sector a adaptarse, poco a poco, a la nueva normalidad”.

Una cita culinaria que responde al interés de la AEH Tarragona Ciudad por potenciar productos gastronómicos que identifiquen y consoliden la cocina y la historia de la Tarragona, trasladando los sabores del mar y la tierra a los paladares más exigentes.