“Nuestra bandera son las tapas de lujo, la belleza y la autenticidad”

Carlos Bosch es uno de los empresarios de la restauración más singulares de nuestro país. Su carrera en el mundo gastronómico comenzó en 2009 en un sitio maravilloso como es El Portal, en pleno centro de Alicante. Más tarde llegaron Manero Mollá, Manero Chapí y Manero Balmis, todos ellos en la mayor ciudad de la Costa Blanca.

Este alicantino, nacido en Aspe hace 56 años, es la elegancia personificada. Sin duda le gusta posar y también la cámara lo busca a él. Su aterrizaje en Madrid se produjo en la primavera de 2021. A finales de 2019 se había anunciado la llegada de Bar Manero a la capital de España, pero la pandemia retrasó sus planes. Ahora, dos años y medio después de la apertura, Manero Claudio Coello -ubicado a pocos metros de la Puerta de Alcalá- es un referente en el barrio de Salamanca y en todo Madrid.

El nuevo Manero

Los planes de expansión de Carlos son imparables: el año pasado se inauguró Mar Mía en la plaza de Ópera -junto a Bosch, en este proyecto también están involucrados Rafa Zafra (Estimar) y Luis Rodríguez (Casa Elías)- y en unos pocos meses, a principios de 2024, abrirá el segundo Manero en la capital (Calle Marqués de Cubas), junto al Congreso de los Diputados, en el mítico Paradis. El restaurante que enamoró al mismísimo Mick Jagger.

“Manero Marqués de Cubas es el proyecto más importante que tenemos en el grupo, el más grande y el más especial que hemos ido haciendo durante este tiempo”, explica Carlos Bosch a HITCOOKING, reconociendo que finalmente será un local de 425 metros cuadrados aproximadamente, algo más pequeño de lo que estaba previsto. Menos espacio pero con ‘metros de calidad’. “No nos importa porque va a ser una obra extraordinaria y fantástica, con un espacio suficiente como para hacer un local muy especial, muy singular, que va a ser un punto de inflexión para el Grupo Gastroportal”, añade.

Cómo no, con el lujo por bandera. Porque Bosch, quien procede del mundo del marketing -como a él mismo le gusta resaltar-, es un auténtico apasionado de la gastronomía, el interiorismo y la música. Pilares básicos dentro de los 12 preceptos que Carlos tiene en cada uno de sus proyectos. Y así lo refleja también en las cartas de sus restaurantes. No en vano, El Portal -donde también pudimos asistir para degustar una maravillosa cena- fue la primera embajada Krug de España, por lo que se trata de un auténtico templo del champán. 

Productos de “calidad extrema”

En Manero pudimos degustar platos como la Tortilla Trufada; el Lobster Roll con Cangrejo real y Bogavante; el Canelón de la Madre de Carlos; el Pepito de Ternera y la obligada Ensaladilla Manero, entre otros manjares. Todos ellos con una materia prima extraordinaria y el sello de los chefs Carles Abellán (en Manero) y Sergio Sierra (El Portal). “Calidad extrema”, como lo llaman en el Grupo Gastroportal. Razón no les falta.

“Tenemos muy interiorizado el concepto de tapas de lujo. Son tapas tradicionales, revisadas con ese toque de creatividad con cosas que nos ha gustado por nuestro paseo por la vida. Queremos recuperar esas tapas y ajustarlas a los tiempos. Es como esa buena canción de antes, que vuelve a estar de moda con ese remix actual, y eso es lo que hacemos nosotros en la cocina: cogemos un bocata de calamares de antes y lo ajustamos al bocata de calamares de Manero y nos sale un hit. O un pepito de ternera, que preparamos con un mollete de Antequera, solomillo al punto y mantequilla francesa con trufa negra y flor de sal”, nos explica Carlos con su personal elegancia.

“Lo que te llevas a la boca sea algo extraordinario. La innovación está bien, pero lo que queremos es innovar sobre lo que teníamos antes y eso es lo que estamos haciendo. Recuperar cosas para ponerlas en valor”, reitera. En HITCOOKING podemos dar fe.

Productos de la máxima calidad en locales, donde el interiorismo y la música juegan un papel fundamental. De hecho, además del lujoso y acogedor ambiente que encontramos en Manero, también podemos escuchar divertidos éxitos musicales (tanto de España, Francia e Italia) que retrotraen al comensal a otras décadas (principalmente, 60, 70 y 80).

Belleza y autenticidad

“Hace 15 años empezamos con el restaurante El Portal creando un modelo de negocio que fusionaba mesas altas, mesas bajas y la barra, donde finalmente metimos una barra de coctelería. Queremos ofrecer un espacio atractivo donde la música suene bien, con buena temperatura, donde el ambiente sea atractivo y acogedor… Ya no sólo hablamos de comida, sino que la experiencia del cliente vaya todavía más lejos. Queríamos que el cliente se sentase en la mesa y él decidiese cuando se quería levantar. Que se pregunte a sí mismo: ‘¿Por qué me tengo que ir si me lo estoy pasando bien?’ Y, por supuesto, que vuelva”, relata Carlos Bosch.

“La mayoría de cosas que ves aquí”, nos destaca Carlos Bosch, “son de verdad, no de cartón piedra. Autenticidad y distinción, que cada Manero sea distinto a los demás. Hay puntos en común entre ellos, pero todos aportan una diferenciación: el cliente cuando entra por la puerta sabe que está en Manero, aunque éste de Claudio Coello sea diferente a los de Alicante o al Marqués de Cubas. Todos son Manero pero todos son diferentes”.

Marca España y planes de expansión

Madrid y Alicante son, de momento, puntos de destito pero está claro que las miras del empresario de Aspe van mucho más allá de la piel de toro. Apunta alto Bosch, y así nos lo reconoce. “En una primera fase vamos a nacionalizar la marca en ciudades estratégicas, ganando experiencia y asentándonos en la parte de desarrollar el concepto de restauración de lujo, para después dar el salto a nivel internacional. Estamos estudiando mercados que pueden ser interesantes como Dubai, Francia, Portugal, Miami… Pero lo que no queremos es correr, iremos despacio y con buena letra. Hay que hacer las cosas con tranquilidad, hacerlas fuertes y consolidarlas para que no se nos escape nada”.

“Lo más importante para mí y las personas que me acompañan en este proyecto, es dignificar la marca España a través de la restauración. Que nos sintamos orgullosos y que la gente de fuera, cuando venga a nuestros locales, diga: ‘¡Guau, esto qué es!’. Es un negocio y hay que gestionarlo, sin duda, pero también con la satisfacción de que la gente te agradece haber venido aquí, y eso es lo más bonito de todo”.

Humor mientras ‘esperas’

“Uno que llega…” al fondo a la izquierda (esta vez no es a la derecha), y da con sus huesos en un aseo donde se deleita con chistes de Chiquito de la Calzada. “Esperas en la cola después de un día duro en el trabajo ‘con problemas’…. Luego entras y vuelves riendo. Ya te ha cambiado el día. Chiquito siempre me ha gustado muchísimo y me sigue gustando. Al final ha funcionado y servido de reclamo para que la gente hable de nuestro sitio no sólo por lo que ha comido o lo que ha visto, sino incluso por lo que ha podido escuchar en los aseos. Y desde luego que el personaje merece la pena”, nos confiesa entre risas y recordando algunos momentos de este cómico español.

Total Page Visits: 2285 - Today Page Visits: 4
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *