Un nuevo 400º Pizza llega a Manuela Malasaña

Totalmente artesanas, de autor, con infinidad de posibilidades, de base crujiente y ligeramente flexible, sabores americanos, estilo europeo y una salsa infalible.

Esta es la historia de dos amigos de la infancia, Ricardo Lorenzini y Gustavo Castillo, que en su Venezuela natal crecieron y jugaron sin saber que con 32 años estarían triunfando en Madrid con un negocio de pizzas. Tampoco sabían que en marzo de 2020, un mes después de abrir su primer local en María de Molina (frente al IE donde Gustavo trabajaba y Ricardo estudiaba), el mundo iba a cambiar tanto.

Sin embargo, a ellos la pandemia les sirvió de aprendizaje, rodar despacio, enmendar los errores de neófitos, perfeccionar técnicas, ampliar recetas (han hecho más de 150) y adentrarse en entornos como el delivery, que sin duda es una herramienta fundamental en su día a día.

400º Pizza, que recibe el nombre de la temperatura a la que se hornean sus pizzas, es hoy un negocio asentado -en plena ‘fermentación’-, que acaba de inaugurar su segundo local, informal, gamberro y divertido, junto a la glorieta de Bilbao… ¡y subiendo! Su aspiración, llegar pronto a los cinco en la capital.

Lorenzini y Castillo

Lorenzini y Castillo forman el tándem perfecto. La pasión de Gustavo por las pizzas desde la infancia se afianza al vivir en USA recorriendo la costa este y el centro del país probando diferentes tipos y recetas. Mientras tanto, el interés de Ricardo tiene origen en sus abuelos, inmigrantes italianos en Venezuela, quienes cocinaban este plato como el más especial de la familia los domingos.

De su abuela -la nonna- heredó la receta de la salsa que sirve de base en todas sus ‘pizzas rojas’. Un ingrediente que le da sabor a tradición a una masa que elaboran artesanalmente con una mezcla propia de tres harinas con base integral. El resultado es una pizza contemporánea -fusión entre la italiana y la americana-, crujiente, fina y con la flexibilidad justa en el centro.

Todos los meses tienen la ‘Pizza del mes’ retando al ‘paladar de Madrid’ y jugando con la combinación de ingredientes poco comunes como calabaza reducida en jarabe de arce y whisky con sabores de la cocina tradicional italiana como el guanciale y la nduja.

En su carta no puede faltar la clásica Margherita, pero también encontramos Gustorra (con chistorra, salami picante y aceite picante); la Raw Pesto (chimichurri de ajo, albahaca, nueces, parmesano y aceite de oliva); o la Mariah Carey (que además del tomate y el queso de base como las anteriores, tiene gorgonzola, nduja, mitad de miel y ajo y mitad de pesto). Sin duda la estrella de esta sección roja es la Cachi (con burrata, salami picante y cebollas caramelizadas).

Entre las tradicionales blancas está la Das Haus (con bacon, puerro y champiñones); la M.7 (con fior di latte, gorgonzola, bacon, mortadela y pesto); y la más especial, Moment of truffle (con burrata, mortadela y aceite de trufa). Estas son las actuales pero por esta carta han pasado ya cerca de 150 recetas, algunas diseñadas por sus amigos y clientes. ¡No se cansan de innovar y a su público les encanta!

Pero en 400º Pizza también hay entrantes: los clásicos –Provolone, Burrata y Caprese– y uno más especial, la Pierina (ensalada de rúcula, nueces, parmesano en lonchas, crispy bacon y aderezo de pesto hecho en casa). Los postres son para dejarles sitio… Cookie pizza, Pizza de Nutella o un Cheesecake.

Total Page Visits: 3504 - Today Page Visits: 5
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *