Los beneficios del Köblös

Como si de un Dios griego se tratara, este pan está elaborado sin aditivos químicos, solo con ingredientes naturales, para quienes tienen una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas, así como para los fieles seguidores de la famosa dieta Keto.

Todos los nutrientes son necesarios en una dieta sana y equilibrada. También las proteínas. El Horno de Babette elabora un producto que encantará a todo el mundo. Se trata de Köblös, uno de sus panes más sorprendentes y también de los que más están gustando a quienes buscan productos en esta categoría.

Aumentar el aporte proteico sin renunciar al sabor

Durante el proceso de elaboración, en El Horno de Babette se dieron cuenta de que algunos panes proteicos parecen más bizcocho y no son una alternativa tan buena. “Para lograrlo, no podíamos usar harinas de cereal, pues son puro carbohidrato, pero tampoco queríamos llenarlo de cosas raras. Queríamos un pan sencillo y directo, que estuviera delicioso y quitase el mono de pan”, explica Beatriz Echeverría, fundadora de la empresa. 

Beatriz pasó varios meses haciendo pruebas en casa con los diferentes ingredientes que suelen usarse en este tipo de panes cetogénicos o keto. Tras un arduo trabajo de investigación, diseñó el Köblös. Lo hizo con solo cuatro ingredientes naturales: lino, almendra, cáscara de semilla de plantago y sal. Y, además, sin incluir aditivos químicos.

El Köblos, que recibe su nombre de una nutricionista húngara con la que Echevarría trabajó hace unos años, tiene un alto contenido de proteína vegetal, provoca un efecto saciante y calma durante más tiempo la sensación de hambre, al provocar una digestión más lenta. Además, tienen un alto contenido de fibra alimentaria, prácticamente la mitad del consumo diario recomendado para adultos, y por ello es un excelente regulador del tránsito intestinal. Además, tiene una durabilidad extraordinaria.

Y para conservarlo, lo ideal es hacerlo en la bolsa de papel en la que lo entregan en El horno de Babette. Luego, en casa, en un lugar seco. Así conservará todas sus propiedades para seguir disfrutándolo. Para servirlo, Beatriz aconseja cortarlo finito y tostarlo “porque le da un crujir estupendo y además resalta el sabor a fruto seco que otorga la almendra”.

Total Page Visits: 9856 - Today Page Visits: 4
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *