Del Mar Cantábrico a todo el Mundo

Conservas Lorea es una empresa familiar perteneciente al Grupo Yurrita donde generación tras generación se han dedicado a la conserva del pescado.

Fue fundada en 1867 por D. José Miguel Mauleón en el sótano de la casa familiar y fue la primitiva fábrica de conservas Yurrita, conocida por todos como ‘Casa Mauleón’.

En sus orígenes se dedicaba a la producción y venta de pescados en escabeche -y en salazón- desde Mutriku (un pequeño pueblo de la costa guipuzcoana donde tradicionalmente los hombres iban a pescar y las mujeres trabajaban en las conserveras) al resto de España utilizando carros de caballos como método de transporte.

Hoy todo ha cambiado mucho pero no así la personalidad de sus productos. Se puede afirmar que es la conservera más antigua del País Vasco y una de las empresas agroalimentarias más antiguas de España en activo.

La Antxoa, todo un icono de la gastronomía vasca

Estamos en plena temporada alta (marzo-julio) de la pesca de la antxoa en los caladeros del País Vasco y tuvimos la oportunidad de compartir esta experiencia con los pescadores del Puerto de Ondarroa, uno de los núcleos más destacados desde donde salen a faenar. Actualmente es la mejor época ya que este preciado pescado azul sube a la superficie para alimentarse de plancton y de pequeñas especies para llenarse de grasa en su viaje hacia el deshove.

Las antxoas se compran directamente al barco a través de la Lonja de esta localidad según llegan a puerto, seleccionando solamente aquellas con la frescura y el tamaño óptimo. Llegadas a sus instalaciones, estas se sazonan y se envasan en bidones de 300 Kgr. aproximadamente y se mantienen en curación durante un mínimo de 20 meses, dependiendo de la calidad de maduración que se quiera ofrecer. Durante este tiempo, la Antxoa libera toda su agua, reduciendo su volumen en un 30%. El control de temperatura y humedad es fundamental para el éxito de este proceso.

Las Sobadoras

Una vez finalizado el mismo, se procede a un lavado adecuado que permita regular el punto de sal y mediante un proceso de contrastes de agua fría y caliente, la piel se desprende automáticamente. Este proceso de limpieza y fileteado deben de ser hechos “con mucho mimo” por las expertas manos de las sobadoras (mujeres que eliminan los restos de piel y espinas que puedan quedar). Finalmente, los filetes se envasan y se conservan en aceite para su consumo.

Hoy en día la empresa está implicada en la producción de una amplia variedad de productos  para el mercado retail y gran superficie para disfrute de los consumidores.

Si bien la Antxoa y el Bonito del Cantábrico son los buques insignia de la empresa, también se elaboran una amplia gama de croquetas artesanas y algunos platos de la gastronomía vasca como son el pastel de cabracho, txangurro, bonito o los chipirones en su tinta y encebollados.

En 2011, la firma se convertía en la primera empresa agroalimentaria española en obtener el certificado MSC para la anchoa. Esta certificación tiene como objetivo el mantenimiento de un sistema de pesca sostenible que permita la recuperación de las biomasas de los pescados que utilizan para sus productos. Actualmente, Conservas Lorea está internacionalizada a más de 60 países siendo una de las principales empresas exportadoras españolas de productos en conserva y semiconserva.

Total Page Visits: 1157 - Today Page Visits: 1
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *