Una cocina con alma

El creador de este restaurante es el granadino Carlos Valdivieso, quien nos traslada a su tierra con una rotunda propuesta gastronómica que alcanza su punto álgido en compañía de una cuidada carta líquida.

El mágico universo tabernero de Valdivieso ‘Cocina con Alma’ arrancó su andadura en el año 2014 en la zona de Embajadores, trasladando su negocio unos años más tarde a un local más amplio en la misma zona, debido al éxito del mismo.

Tras casi una década al pie del cañón, y fruto de su gran acogida por parte del publico madrileño, Valdivieso Cocina con Alma cuenta con una agradable terraza donde pueden dar cabida a sus incondicionales clientes. Un bonito proyecto armado con el corazón que acaba de ser reconocido con un merecido Solete Repsol.

Nos encontramos ante un renovado concepto de ‘alma de taberna’ donde destaca el exquisito trato que reciben los clientes en cada visita. Carlos Valdivieso es un apasionado gastrónomo que disfruta sorprendiendo al comensal con los singulares bocados que salen de su cocina. Una carta que sabe a Sur y al resto del mundo, y que se disfruta de principio a fin en compañía de su esmerada selección de vinos que logran potenciar, aún más si cabe, los sabores, los aromas y los matices de los platos que componen su carta.

Al frente de los fogones del restaurante se encuentra el joven y chef marroquí Amine Fadily quien nos seduce con una acertada colección de platos que enamoran el paladar con acertadas pinceladas de exotismo, embriagándonos con una inolvidable aventura sensorial.

Carta sensorial

Entre sus elaboraciones más destacas hay que destacar su llamativo Tomate de Graná Relleno, un espectacular tomate de Granada relleno de una deliciosa crema de albahaca, acompañado de una divertida Cracker de ajo y una burrata trufada. En su carta, el atún Balfegó cobra un papel protagonista y lo podemos disfrutar en forma de tataki o tartar, dos fantásticas opciones que harán las delicias de los amantes del atún.

Su Fritura de Lubina con salsa Kimchee y lima es una divertida y refrescante interpretación del pescaíto frito en donde se come todo… hasta la raspa. Sus Alcachofas confitadas son otro de sus ‘must’ más exquisitos. Elaboradas en aceite de oliva virgen extra y gratinadas al horno con queso de mahón, acompañadas de alioli de trufa, crema de guisantes al comino, jamón ibérico y perlas de limón a la pimienta son todo un espectáculo para el sabor.

Otro de los platos más identificativos de la cocina de Valdivieso es su afamado Socarrat, elaborado con Magret de Pato y relleno con setas de temporada, mahonesa de Ras el-Hanout y demiglace de cordero. Te quedarás con ganas de repetir.

La carta de Valdivieso es breve, concisa pero rotunda y convincente. Una propuesta gastronómica que culmina con unos sensacionales postres caseros donde el protagonista es la infancia andaluza. Un riquísimo Coulant de chocolate con aceite y sal que es un verdadero espectáculo.

Valdivieso nos embruja con su arte granaíno con una propuesta de cocina honesta desabores exóticos mientras disfrutamos de una rica experiencia en su acogedor local.

Total Page Visits: 1506 - Today Page Visits: 3
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *