El delicada esencia del vino rosado AVIENNE

Una larga amistad y un profundo amor por los vinos rosados unen a Alexandra Schmedes, reconocida enóloga, y a Armin Zogbaum, fotógrafo y artista de fama internacional.

Su pasión mutua se refleja en una colaboración exclusiva entre Avienne y Bodegas Más Que Vinos. Elaborado con garnacha tinta de viñas viejas de cultivo sostenible, este vino rosado habla de la tierra, el cielo y la luz donde nace.

En el campo es donde comienza la historia de cada gran viñedo. El terruño en el que Avienne cobra vida y cuenta historias formadas por los recuerdos de siglos pasados: tierras ricas en suelos calcáreos sanos con una mineralidad única. Un patrimonio lleno de valor que preservan manteniendo su esencia y cuidando el medio ambiente. Es así cómo, de sus viñas de cultivo ecológico, crecen racimos sanos y equilibrados.

Solamente se eligen para su elaboración las bayas maduras y sanas con los aromas más delicados y los sabores más intensos. Estas uvas se seleccionan cuidadosamente y se vendimian a mano.

El espectro de la luz mediterránea comienza con los tonos más delicados al amanecer, cambiando a una miscelánea de cromatismo acuarelado que, con la puesta de sol, se convierte en una sinfonía de colores rosáceos. Esa luz pura y radiante queda reflejada en cada botella de Avienne.

Su aroma está marcado por delicadas notas de pequeñas fresas silvestres mezcladas con hibisco y trazas de cítricos. En el paladar, el vino es fresco y afrutado, con sabores de pequeños frutos rojos, pomelo y melocotón blanco. El final es equilibrado, elegante y se caracteriza por una fresca acidez.

Avienne es un rosado lleno de luz que invita a celebrar la vida.

COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.