A pocos metros de las Casas del Parlamento y el célebre Big Ben, el grupo Barbadillo presentó hace pocas semanas su joya de la corona: Versos 1891, un amontillado excepcional y único procedente de una sola bota que fue dedicada a Manuel Barbadillo en 1891 y que ya fue calificado en el siglo XIX como amontillado viejo.

Versos 1891 fue al principio un regalo de bautizo hecho a Manuel Barbadillo por su padre. Un vino con complejo aroma y gran intensidad que denotan su calidad y envejecimiento durante más de un siglo, en la paz y oscuridad de las casi bicentenarias bodegas de Barbadillo, en Sanlúcar de Barrameda. 

En palabras del actual presidente de la bodega, el tercer Manuel Barbadillo en ese cargo: “Mi abuelo era vinatero por familia, por tradición; pero lo que realmente le gustaba era la poesía. Versos 1891 es un tributo. Hemos decidido compartirlo 125 años después de su nacimiento, aunque también queremos preservarlo para que generaciones venideras puedan disfrutar de este vino eterno. Por eso envasaremos solo cien botellas”, según informan en su página web.

Este exclusivo y peculiar Jerez se pone a la venta a un precio de cien mil euros y ya existe una compra de varias decenas de botellas, reservadas incluso antes de su puesta en el mercado por Fell’s, distribuidor de Barbadillo en el Reino Unido.