Pago de los Capellanes celebra su 25 Aniversario

Pago de los Capellanes celebra en Madrid Fusión su 25 Aniversario con una cata magistral, Caminos de Viña y Vida, en la que se recorrerá la historia de la bodega a través de seis vinos.

De la mano de Ferrán Centelles (ex sumiller de El Bulli, colaborador de elBulli Lab y de la prestigiosa publicación internacional Jancis Robinson), Pepe Hidalgo (enólogo en Pago de los Capellanes) y la familia Rodero Villa, se explorarán los diferentes caminos que la bodega ha recorrido en este cuarto de siglo.

En este itinerario familiar, que al tiemplo refleja parte de la evolución del mundo del vino en España, se presentarán en exclusiva primicia de los dos nuevos vinos que elabora la familia Rodero Villa en las regiones vitivinícolas donde tiene presencia: O Luar do Sil Vides de Córgomo 2019 y una muestra del futuro Laderas de Fuentenebro 2020.

Se trata de dos proyectos de futuro, nacidos respectivamente en Valdeorras y en la Ribera del Duero, que amplían a nuevos horizontes el compromiso que la familia mantiene con el viñedo, el entorno, el saber tradicional y el cultivo respetuoso de la vid.

 Vinos que se presentarán
  • O Luar do Sil Vides de Córgomo 2019. El paso del tiempo ha permitido entender a fondo las virtudes más singulares y concretas de los distintos entornos de Valdeorras. Vides de Córgomo nace de las pequeñas viñas en suelos pizarras del pueblo de Córgomo, elevado sobre la ladera norte del Sil.
  • Laderas de Fuentenebro 2020. Primeros atisbos de una finura inédita: por primera vez sale de la bodega una muestra del nuevo proyecto de Pago de los Capellanes en los altos viñedos del extremo sur de la DO Ribera del Duero, a más de 1.000 metros.
  • Pago de los Capellanes Reserva 2017. Viñedos antiguos y viticultura minuciosa, profundidad y equilibrio. Puro carácter Ribera en el vino que ensalza los sabores arraigados, opulentos y armoniosos.
  • Parcela El Nogal 2011. La arrolladora energía que caracteriza los vinos de la Parcela El Nogal alcanza en la añada 2011 un encanto sin fin.
  • Parcela El Picón 2005. El gran símbolo. Un vino eterno en el que culminan generaciones, esfuerzos y el favor de la naturaleza. De la parcela más singular del Pago nace la pureza más profunda.
  • Doroteo 2015. Un homenaje al origen y al abuelo de la familia, Doroteo Rodero, quien persistió en el cuidado de la viña en tiempos difíciles, personificando así a todos aquellos viticultores que de manera heroica cuidaron el vínculo con la tierra. Doroteo nos legó los fundamentos de nuestra bodega.
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.