Maloco es el primer vino tinto que elabora Luis Corbí, propietario y viticultor enamorado de las tierras de Requena, que encontró en Los Isidros el lugar idóneo para crear este vino con la variedad Bobal.

Tras diez años elaborando vinos blancos en la bodega Clos Cor Ví, Luis encontró en el Parque Natural de las Hoces del Cabriel el espacio perfecto para empezar a crear su nueva bodega Finca Cor Ví: Los Isidros, una finca con 77 hectáreas de las que 22 están dedicadas al cultivo de la Bobal.

La familia Corbí consiguió recuperar este viñedo, con una edad de 40 y 50 años, tras más de un año de trabajo, de mantenimiento y rehabilitación. El viñedo está situado en la ribera del río Cabriel, un ecosistema único en el que también se encuentra olivos y plantas aromáticas que marcan también el carácter de este vino.

El nombre de este producto está vinculado a Luis Corbí de forma innata ya que es su segundo apellido Coloma al revés. En su etiqueta minimalista se ha querido transmitir la ubicación de la bodega, a la ribera de un río de aguas limpias y meandros encañonados entre pinares, que es Reserva de la Biosfera.

Maloco 2019, 100% Bobal y adscrito a la DOP Valencia, ha permanecido 4 meses en barricas de roble francés nuevas y dos meses más en huevos de arcilla, que le aporta los matices de este material muy tradicional en esta zona. Tiene un color de intensidad media alta, con aromas a fruta roja madura con una acidez media con un tanino maduro y potente.

Luis cuenta para este proyecto vinícola con el enólogo Yosu López de OcarÍz, en la elaboración de sus vinos blancos y con su hija Reyes Corbí, encargada de las actividades de enoturismo y comunicación de Bodegas Luis Corbí.

Para Luis, este vino es “resultado del reto de recuperar, rehabilitar y descubrir cepas viejas en combinación con las más jóvenes. Y siempre, bajo la etiqueta de ecológicos”.