Teresa Gutiérrez, cocinera y propietaria del Restaurante Azafrán de Villarrobledo (1 Sol Guía Repsol) es la nueva embajadora de la Denominación de Origen Protegida Azafrán de La Mancha y se convierte en la imagen de esta especia, la única de su naturaleza que dispone, a nivel nacional, de este reconocimiento de calidad.

Teresa Gutiérrez, quien es también Premio Nacional de Gastronomía JRE 2019, recoge el testigo de Adolfo Muñoz (embajador en el año 2014 y gran divulgador y defensor del #AzafrándeLaMancha) es una firme defensora de los productos de la tierra y practica una cocina novedosa, fresca y saludable que, sin embargo, bebe del recetario tradicional de Castilla-La Mancha.

Para la DOP Azafrán de La Mancha la imagen de esta prestigiosa cocinera, reconocida como una de las más influyentes del panorama nacional y cuyo rostro saltó a la fama tras su paso por el programa TopChef, representa todos los valores asociados al Azafrán de La Mancha, un producto de calidad que quiere recuperar su sitio en las cocinas de restaurantes y hogares de España y seguir creciendo a nivel internacional.

Así lo explica el presidente de la DOP Azafrán de La Mancha, Carlos Fernández: “Nuestro azafrán, el único reconocido con la figura de calidad DOP garantiza Origen, es de La Mancha, como Teresa Gutiérrez, pero también es una parte intrínseca de la identidad y cultura de esta tierra, como la tradición de la que nace su cocina. Con nuestra marca de conformidad en los envases, se garantiza el origen y la garantizamos calidad, una calidad que también está presente en las elaboraciones de Teresa, que además es una gran abanderada de los productos de nuestra tierra”.

“Nuestro objetivo es difundir las características que hacen diferente y único al Azafrán de La Mancha y que proceden de su vinculación con los factores naturales, humanos, culturales e históricos de la zona geográfica donde se cultiva, La Mancha. No podíamos encontrar una embajadora mejor que una cocinera como Teresa Gutiérrez, cuya trayectoria sigue este mismo espíritu”, afirma.

Tampoco ha sido casualidad que la DOP Azafrán de La Mancha se haya decantado por una figura femenina. “Históricamente el papel de la mujer en el cultivo del azafrán es incuestionable: en la recogida, el desbrizne, el tostado y la cocina, y hoy en día lo sigue siendo. La elección de Teresa Gutiérrez es ilusión y aire fresco, pero también es un homenaje a tantas y tantas azafraneras manchegas que han permitido que nuestro producto sea hoy lo que es”, termina explicando Carlos Fernández.

La cocinera manchega es una enamorada del Azafrán de La Mancha, tanto que su restaurante se llama como esta especia “Azafrán”. Asegura que ser la embajadora del Azafrán de La Mancha es un gran honor “por el significado que tiene esta especia como parte intrínseca de la identidad y cultura manchega. Me encanta la flor, me encanta su aroma, su calor, su sabor y el toque tan elegante que aporta a la cocina”, afirma.

La presentación oficial de Teresa Gutiérrez como embajadora de la DOP Azafrán de La Mancha se iba a realizar este mes de abril en un evento en Madrid en el que la Denominación de Origen, además, tenía programado presentar varios proyectos que se van a poner en marcha durante este año en materia de innovación, pero fue cancelado debido a la situación de emergencia sanitaria se ha tenido que cancelar, así como su programa de formación en colaboración con la Escuela de Hostelería y Turismo de MasterD que contemplaba acciones formativas que, de momento, se han tenido que aplazar.