Señas de identidad del Ajo Morado de las Pedroñeras

¿Cómo se distingue el Ajo Morado de Las Pedroñeras de otros ajos distintos? ¿Cuáles son sus señas de identidad? No todos los ajos son iguales. El olor y el sabor del ajo morado, así como sus propiedades, hacen de él un producto gastronómico único con Indicación Geográfica Protegida (IGP). 

En la actualidad, más de la mitad de la superficie donde se siembra el ajo en España se encuentra en Castilla-La Mancha, concretamente en la provincia de Cuenca. La IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras pertenece a Campo y Alma Castilla-La Mancha, la marca de garantía que agrupa a los alimentos con DOP e IGP.

Cómo diferenciarlos

Cada bulbo del Ajo Morado de Las Pedroñeras lo componen entre 8 y 10 dientes de color morado, protegidos por una túnica de color blanco, que forman la indistinguible “cabeza de ajo”.

Estos bulbos crecen en una planta pequeña, pariente del lirio, con hojas de un color verde claro. Las tierras fértiles y arcillosas de Castilla-La Mancha son perfectas para el cultivo del ajo de Las Pedroñeras, tierras con clima continental, con inviernos fríos y veranos calurosos. Así que, el otoño y la primavera son los mejores momentos para visitar esta zona.

El ajo se produce en unos cultivos que van desde Mota del Cuervo a Las Pedroñeras, en el suroeste de Cuenca. En estas comarcas, la producción del ajo morado ha generado desde los años 60 una importante industria exportadora en la región. La Mancha Baja aporta el 20% de la cosecha de ajo de la Unión Europea.

Otro elemento que avala el origen de los ajos morados amparados por la Indicación Geográfica Protegida (IGP) son los dientes que se emplean para la multiplicación, es decir, que se plantan, de procedencia exclusiva de los bulbos saneados de ajo morado ecotipo Morado de Las Pedroñeras.

Capital mundial del ajo

La zona se autodenomina “la capital mundial del ajo”, por ello este ajo es casi un símbolo de identidad. Cada año se celebra la Feria Internacional del Ajo y la cooperativa local de Las Pedroñeras es la más grande dedicada al cultivo y venta de este distinguido bulbo.

Además, la propia personalidad que aporta el color morado del ajo combina muy bien en la cocina con otros productos típicos de la región, como el cordero y el queso manchego. En los últimos años, cabe añadir que los vinos de Las Pedroñeras también están dándose a conocer en el mundo del éxito, gracias a los premios obtenidos en ferias vinícolas.

Total Page Visits: 158 - Today Page Visits: 1
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *