El seductor y elegante recorrido gastronómico de Cream

Cream es un vino de gran versatilidad, capaz de recorrer todos los estadios de una buena comida, maridando a la perfección con elaboraciones dulces y saladas e, incluso, siendo un excelente aperitivo en sí mismo.  

Cream es un vino de mezcla obtenido a partir de vinos secos de crianza oxidativa, endulzado generalmente con vino Pedro Ximénez, lo que le da un carácter intenso y mucho cuerpo.

Es un vino de color castaño a caoba oscuro y aspecto untuoso. Con marcada nariz de oloroso, conjuga notas dulzonas como las de los frutos secos, y tostadas, como el turrón y el caramelo. En boca resulta goloso, de textura aterciopelada; con un dulzor equilibrado, un recorrido seductor y elegante y un regusto largo en el que se conjuga la sensación de dulzor con las notas típicas del oloroso.

¿Seguimos?

Las posibilidades que ofrece este vino son infinitas, pero sin duda existen combinaciones con las que el éxito está asegurado: Maridar el foie o una selección de quesos azules con una copa de Cream nos ofrecerá una experiencia gastronómica sublime con la que sorprender a todos nuestros invitados.

Si en estas fechas navideñas optamos por recetas clásicas de carne -como cordero asado o cochinillo al horno-, este vino, servido ligeramente frío, acompañará su untuosidad de manera inmejorable. Tradicionalmente siempre ha sido considerado el contrapunto perfecto para el postre. El Cream y el chocolate están hechos el uno para el otro. Mientras que, si optamos por postres menos dulces como una tarta de queso o de manzana, este vino aportará armonía gracias a sus notas golosas.

Vino de la Realeza británica

Apreciado en todo el mundo, entre sus principales adeptos destacan los británicos, que se confiesan verdaderos devotos de esta variedad. No en vano, una de cada dos copas de Sherry que se consumen en Reino Unido son de Cream. Y es que, desde hace 127 años, uno de los seguidores más fieles de esta variedad ha sido la Casa Real británica, que lo ha consumido, ininterrumpidamente, desde entonces, popularizándolo entre sus ciudadanos. De hecho, es el vino que durante décadas se ha servido en las recepciones y galas ofrecidas por la Corona y tiene un lugar reservado en las estancias privadas de la familia real.

Este vino es también protagonista en celebraciones navideñas locales, como las tradicionales Zambobas Jerezanas, reconocidas como ‘Bien de Interés Cultural de Andalucía’, en las que las copas de Cream acompañan los villancicos flamencos. No hay espacio gastronómico vetado para este vino que acompañará todas tus celebraciones en estas fechas navideñas.

Total Page Visits: 339 - Today Page Visits: 2
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *