El parón en la actividad económica está obligando a los distintos sectores a adaptarse a la nueva situación para seguir ofreciendo sus productos al público, por ello, la sumiller, organizadora de eventos y experta en enoturismo Pilar Cruces acaba de lanzar el Club Lust for Wine, una comunidad para formación on-line de una forma lúdica.

Desde hace más de cinco años, Pilar Cruces está al frente de Lust for Wine, una empresa especializada en asesoramiento de Enoturismo para bodegas, organización de catas y eventos creativos para todo tipo de empresas del sector del vino y del turismo; así como formación para profesionales de hostelería y aficionados al vino.

‘Saber de vinos está chupao’, ‘Catalibros’, ‘Vinos y vinilos’ o ‘Casino del vino’ son algunos de sus productos estrella, con los que transmite su pasión y conocimiento sobre el vino de una manera profesional, amena, divertida y cercana.

Club Lust for Wine es la adaptación de todos sus servicios al formato virtual, para continuar divulgando y promocionando el vino a través de vídeos y conexiones online.

Las acciones de aprendizaje orientadas al cliente final pueden ser eminentemente lúdicas, es decir, los participantes reciben en sus domicilios un pack adaptado a cada usuario y actividad -catas, fiestas o formación-, que incluye los vinos propuestos para cada evento y se fija una fecha para celebrar el evento en streaming.

Con respecto a las empresas del sector del vino y turístico, las posibilidades son múltiples: desde presentación de vinos a prescriptores, acciones formativas para trabajadores o catas divertidas relacionadas con música, literatura, cocina o cultura de un territorio.

  • Renovarse en tiempos de crisis

Muchas de las empresas del sector servicios han renovado sus actividades desde el comienzo del Estado de Alarma debido al Covid-19 y, en el caso de Lust for Wine, no se ha quedado atrás.

Desde el principio, Pilar Cruces ha estado enviando videos de corta duración a sus habituales clientes de catas y bodegas para que disfruten de formación sobre variedades de uva, zonas vinícolas o encuentros virtuales con músicos. Este fenómeno ha tenido un gran éxito y los videos se envían a más de 600 personas de todo el mundo, además de ser publicados en las redes sociales de Lust for Wine.