Laurent-Perrier es uno de los Champagne preferidos de Carlos III de Inglaterra

Champagne Laurent-Perrier es el primer champán al que se ha concedido el Royal Warrant como proveedor de champán de Su Majestad el Rey Carlos III de Inglaterra.

Champagne Laurent-Perrier se enorgullece de anunciar esta noticia convirtiéndose así en la primera Maison en obtenerlo. Esto acredita la estimada condición de la marca como proveedora de champán de la Casa Real.

Esta Maison familiar e independiente, cuyo rico patrimonio se remonta a 1812, se ha comprometido a elaborar los mejores champanes utilizando prácticas sostenibles, lo que la convierte en la opción ideal para recibir un aval real. Es también la única que posee la Royal Warrant de Su Alteza Real el Príncipe de Gales.

Alexandra y Stéphanie de Nonancourt, propietarias de la familia y miembros del consejo de administración de Champagne Laurent-Perrier, declararon que «en Champagne Laurent-Perrier nos sentimos profundamente honrados por la concesión de la Royal Warrant de Su Majestad el Rey. Este galardón reafirma nuestra larga relación con Su Majestad, que comenzó en 1979 cuando visitó Laurent-Perrier con Lord Mountbatten con motivo de los ‘Colegios del Mundo Unido’ con nuestro padre».

Al recibir un Royal Warrant de Su Majestad el Rey, la Maison se une a un ilustre grupo de proveedores de la Casa Real, consolidando aún más su posición como una de las casas de champán más prestigiosas del mundo.

Innovador desde 1812

La Maison Laurent-Perrier fue fundada originalmente en 1812 y ha desempeñado un papel pionero en la innovación del champán a lo largo de su historia y se ha ganado una distinguida reputación como proveedor a la Casa Real. En reconocimiento a su calidad y responsabilidad medioambiental, Laurent-Perrier recibió el Royal Warrant de S.A.R. el Príncipe de Gales en 1998, y lo ha llevado con orgullo desde entonces, siendo la única Maison que lo ostenta.

Su éxito también debe atribuirse a la energía de la familia de Nonancourt, encabezada por el difunto Bernard de Nonancourt, quien asumió el control en 1948. Trabajando en un entorno empresarial exigente, preservó la independencia de su Maison y sus valores afines, pasando de ser una de cientos a una de las principales de la región. Estos mismos principios guían al actual equipo directivo dirigido por sus dos hijas: Alexandra Pereyre de Nonancourt y Stéphanie Meneux de Nonancourt.

Además, como cultivadores y productores de vinos finos de Champagne, Laurent-Perrier se compromete a cesar toda práctica o acción que pueda dañar irremediablemente el medio ambiente. Este compromiso se traduce y se pone en práctica en todas las actividades, mostrando un respeto continuo por el entorno y los recursos naturales y elaboración de vinos basándose en métodos sostenibles.

Total Page Visits: 743 - Today Page Visits: 3
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *