La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado la calidad de los productos españoles es cada vez más reconocida en más mercados internacionales.

“España se está convirtiendo en una potencia alimentaria en el mundo”, ha añadido. En particular, la ministra, según una información que recoge la web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, ha indicado que el sector agroalimentario tiene un peso indudable en la economía española. De hecho, la producción, industria y transporte aportan más del 10% del PIB nacional y dan empleo a más de 2,5 millones de personas

Asimismo, las exportaciones agroalimentarias españolas alcanzaron los 44.000 millones de euros en 2015, lo que significa casi un 30% más que en el año 2011. A este respecto, la Ministra ha comentado que hoy España es el octavo país exportador mundial de productos agroalimentarios y el cuarto de la Unión Europea. “Exportamos una cuarta parte de lo que producimos”, ha recalcado. 

En concreto, García Tejerina ha apuntado que España es el principal productor de aceite de oliva y el mayor exportador del mundo, ya que tenemos el 24% de la superficie oleícola, producimos el 44% del aceite de oliva mundial y exportamos casi la tercera parte del consumo mundial de aceite a más de 100 países de destino.

España también cuenta con la mayor superficie de viñedo, con casi un millón de hectáreas. Además, produce el 25% de las frutas y hortalizas de la Unión Europea y es uno de los tres principales países exportadores, detrás de China y Estados Unidos. Y en 2015, España ha desbancado a Alemania como primer productor de porcino de la UE, (en cuanto a censo de animales), y se ha convertido en el tercer productor mundial de porcino. 

Al mismo tiempo, García Tejerina ha destacado la importancia que tienen los productos españoles en la gastronomía mundial. Así, siete restaurantes españoles están entre los cincuenta mejores de todo el mundo y el mejor cocinero en el 2016 también es español. De cara al futuro, la Ministra considera que estos buenos resultados “deben ir a más”. Por ello, “resulta fundamental que las empresas españolas compitan en las mejores condiciones para llegar con más productos a más destinos, con mayor valor”.