Cómo disfrutar de la cocina italiana más saludable

La Cámara de Comercio e Industria Italiana para España (CCIS) cerró mayo con un evento sobre alimentos saludables teniendo a la escanda y a las legumbres como protagonistas de un sabroso showcooking de la mano del chef milanés Marco Bozzolini.

La Cámara de Comercio de Italia para España (CCIS) celebró en su sede de Eat School, una nueva sesión de Authentic Italian Table, una jornada informativa enfocada esta vez en ‘Salud y Bienestar’ con un showcooking en el que se han vuelto a poner en valor los productos italianos de calidad, que favorecen al organismo y a una dieta más completa y equilibrada.

El ingrediente estrella de esta reunión fue la escanda menor (Triticum Monococcum), un grano con más de 10.000 años de historia cultivado exclusivamente en Las Marcas y Emilia Romagna, caracterizado por su alto contenido en proteínas (19%), fibras, hierro y sales minerales. Es, en líneas generales, más digerible y -por lo tanto- ideal para las personas que padecen enfermedades digestivas o relacionadas con la malabsorción de algunos componentes del trigo tradicional.

Este alimento fue el primero que ‘domesticó’ el ser humano, más rústico porque resulta difícil quitarle el cascabillo (cascarilla que recubre a los cereales), pero su producción era muy baja y se quedó en el olvido. Ahora la firma Agroservice, bajo la marca Verditerre, obtiene la patente de su producción y esta ha sido la primera vez que se probaba en España. De hecho, es un producto nuevo y está aún muy poco extendido por Italia.

Franco Jommi, responsable de la firma, presentó desde Italia las dos variedades de este producto. Es ecológico y muy sostenible a nivel de cultivo. Al ser un grano tan protegido, no necesita pesticidas ni fertilizantes. Una de sus variantes es el Hammurabi (nombre que recuerda la media luna fértil de Mesopotamia, donde se cultivó por primera vez este cereal), más adecuada para hacer pasta. La otra es Norberto (nombre del biólogo que trabajaba con ella), que resulta mejor para masas de pizza.

La escanda menor tiene mucha proteína, un porcentaje de gluten muy bajo -por lo que los intolerantes pueden digerirlo- y menos carbohidratos, es decir, más beneficioso para personas diabéticas o con problemas cardiovasculares que las harinas tradicionales. Su harina es la base de panes, pastas, snacks, crackers, cereales de desayuno, entre otros.

En esta ocasión el chef Maraco Bozzolini elaboró una mini piadina Hamurrabi con Salmón Marinado, Crunch de Hinojo, Aguacate y Polvo de Alga Nori. El chef milanés afincado en España también preparó para los asistentes -y explicó para el público que lo siguió en streaming- unos Fusilli Monococco con Calabacín, Almejas y Azafrán.

Se trata de diferentes tipos de ‘pasta’, llamada así por su forma, pero que en realidad no lleva cereal, sino lentejas, habas, garbanzos o guisantes. Unos son ecológicos, otros BIO, en diferentes formatos -fusilli, penne o rigatoni- y todos sin gluten y veganos porque son solamente harina de legumbres molida en piedra y agua. Con este producto buscan adaptarse a los nuevos tiempos, las prisas y los gustos… porque la pasta encanta a todo el mundo, pero así, además, se vuelven a comer legumbres.

Sin duda el acto fue de lo más instructivo y los asistentes tuvieron la oportunidad, no solo de conocer estos ingredientes y sus beneficios, sino también otros productos italianos como el Prosecco o el queso Pecorino, junto a la idiosincrasia y peculiaridades de la zona central del Belpaese.

Authentic Italian Table forma parte del proyecto True Italian Taste de la Cámara de Comercio de Italia para España para la revalorización de los productos italianos auténticos, financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Italia y gestionado por Assocamerestero (la asociación de las Cámaras de Comercio Italianas en el exterior).

COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.