¡Vámonos de tapas!

El 16 de junio es el Día Mundial de la Tapa, una ocasión para honrar y disfrutar de una de las tradiciones culinarias más emblemáticas de España.

La empresa de comida, especializada en quinta gama, Barranco’s Food nos invita a celebrar este sabroso día con interesantes datos de consumo en el país… y de cómo se concibe este concepto en el extranjero.

El concepto de en sí tiene sus raíces en España pero lo que no se tiene tan claro es quién fue el que acuñó este termino. Lo que está claro es que la leyenda cuenta que las tapas surgieron como una solución práctica para evitar que el vino se contaminara con polvo o insectos, cubriendo las copas con pequeñas porciones de comida, como lonchas de jamón o queso. Estas tapas iniciales eran simples y servían principalmente como acompañamiento para la bebida.

Con el tiempo, las tapas se popularizaron en todo el territorio y comenzaron a diversificarse en una amplia variedad de platos y sabores. Los bares y restaurantes comenzaron a competir por ofrecer sus versiones más creativas y deliciosas, lo que llevó a una explosión de innovación culinaria… hasta hoy.

¿Qué son las tapas?

Las tapas son pequeñas porciones de comida que se sirven como acompañamiento de bebidas y que se comen en dos o tres bocados. Un símbolo de la cultura y la sociabilidad nacional que han ganado popularidad en todo el mundo como una forma única y deliciosa de degustar una variedad de sabores en un solo plato.

El momento donde más se tapea es el fin de semana (sábado y domingo), y concretamente al mediodía. Pero no hay que dejar de lado otros días, como los viernes, que han crecido mucho también.

El 55% de los hosteleros ponen tapa gratis con la bebida en sus negocios, pues es una manera eficaz de conseguir fidelizar clientes para que vuelvan de forma recurrente. Comentar, también que normalmente se suelen comer entre 3 y 5 tapas por persona. Y respecto al precio medio que suele costar una tapa podemos decir que oscila entre 1,5 y 2,5 euros.

Tapas típicas de otros países

A medida que las tapas se han globalizado, estas han comenzado a fusionarse con otras tradiciones regionales y nacionales, dando lugar a nuevas interpretaciones y combinaciones de sabores:

  • Francia. Mini canapés de croissant de salmón, quiche lorraine, foie gras y una selección de quesos como el camembert y el roquefort son solo algunas de las delicias que ofrece la cocina francesa. Destacar también los Gougères, una tapa hecha con pasta choux y queso.
  • Portugal. Las tapas allí se conocen como ‘petiscos’ y se solía decir de vamos a ‘peticar’, el tapeo de toda la vida. Todo lo relacionado con el bacalao podría entrar aquí, pero nos quedamos con los ‘bolinhos de bacalhau’ masas hechas de bacalao y patata que van fritas.
  • Italia. Los clásicos italianos como la ensalada de búfala, el prosciutto di parma y la focaccia al ajo con romero son imprescindibles en cualquier experiencia gastronómica.
  • Alemania. Los ‘bretzels’ (o pretzels) son ‘tapas’ típicas alemanas que se consumen con una crema de mostaza y cebolleta.
  • Polonia. El encurtido es un arte en sí, y el ‘Piczarki marynowane’ se suele tomar mucho como aperitivo en países del este. Son setas encurtidas polacas.
  • Países Bajos. El aperitivo salado ‘Bitterballen’ es el más popular. Son como una especie de croquetas de carne que se sirven con mostaza para mojar y que llevan hierbas y especias.
  • Brasil. El pan de ‘queijo’ (queso) es un aperitivo muy popular hecho a base de almidón de yuca junto con queso.
  • Estados Unidos. Con una pasión por las salsas, las tapas estadounidenses incluyen nachos con queso, alitas con salsa barbacoa y palitos de queso o las mini hamburguesas de carne.
  • México. Conocidas como botanas, las tapas mexicanas ofrecen una explosión de sabores con ingredientes típicos como nachos con queso o guacamole, alitas con salsa barbacoa y calamares fritos. Casi podríamos incluir también a los clásicos tacos.
  • Argentina. El clásico por excelencia del país es la empanada argentina, rellena de carne.
  • China. Desde las algas crujientes hasta los buñuelitos de sésamo, la cocina china nos sorprende con una amplia variedad de aperitivos irresistibles. Aunque quizás deberíamos destacar el ‘jiaozi’ (parecido a las gyozas), un bocado relleno de carne de cerdo, gambas o pescado mezclados con repollo, cebolleta, huevo, etc.
  • Japón. El sushi es el claro ejemplo que podríamos poner, donde deberíamos destacar el maki de salmón y el de atún como los más populares.
  • Los Balcanes. El ‘burek’ es una empanada de origen turco pero que se extendió mucho por los países Balcánicos. Este aperitivo puede ser de queso, carne o vegetal con salsa de yogur.
Total Page Visits: 714 - Today Page Visits: 2
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *