We Bistrot es un local lleno de encanto donde comer y tomar copas es una experiencia deliciosa y adictiva. Su horario “non-stop” y la variedad de su carta permiten una experiencia gastronómica integral. Es también el complemento de su “hermano mayor”, el hotel We Boutique, con el que configura una atractiva “locanda”.

Situado junto a Arc de Triomf, la nueva zona de moda del Ensanche (Barcelona), We Bistrot pertenece a los dueños del Hotel We Boutique, Lorenzo Fragola y Fernando Pérez Pradells, y ocupa el espacio del legendario colmado Can Framis del que conserva su esencia e inspiración por la calidad y los detalles.

Cada detalle de este restaurante y bar de copas está cuidado con mimo, desde la decoración a la carta. Todo ello gracias al buen hacer que sus dueños han mostrado dede hace tiempo en la gestión del We Boutique, el pequeño y coqueto hotel de seis habitaciones situado en el piso de arriba del mismo portal de Ronda de Sant Pere, nº 70. La combinación de las dos ofertas es lo que los italianos llaman “locanda” y ya sabemos que los italianos tienen muchas cosas que decir sobre el estilo y el buen comer.

  • Interiorismo chic

We Bistrot es un espacio para los amantes del buen gusto. No han modificado la antigua estructura de madera que lo envuelve y lo hace tan único, creando un salón donde la gente se pueda quedar a gusto en cualquier hora del día. Todo ello ejemplificado por los muebles y piezas vintage restaurados, con lámparas de última tendencia de Flos y otros detalles exquisitos que se pueden ir descubriendo visita tras visita.

  • Una Carta llena de Influencias

La carta que propone We Bistrot se abre a muchas influencias, no sólo mediterráneas, donde apuesta por las tapitas clásicas y latas de calidad que animan un buen vermut, convirtiendo el lugar en un sitio apetecible para venir a comer o picar a cualquier hora del día, tanto dentro, como en su agradable y amplia terraza .Entre sus tapas caben destacar las patatas “aliñás” con sardina ahumada, la ensaladilla rusa con ventresca, los mejillones caseros en escabeche, las anchoas, las gildas, las alitas de pollo con chili y un montón de opciones para un pica pica informal. Otros entrantes frescos y apetecibles son su ensalada de brotes, el tabulé de quinoa y verduras de temporda o la panzanella de tomate fresco y burrata.

En el apartado de platos principales la oferta de dispara con su original tortilla abierta de jamón de bellota y aceite de trufa, las zamburiñas con mayonesa de ají amarillo y chalaca, el surtido de setas de temporada, el ceviche de corvina, la carrillera de ternera, el pulpo asado con setas con crema de tupinambo , el tataki de atún rojo con aguacate, el steak tartar , especialidad de la casa o el roast beef con manzana y mostaza. Y en el apartado de postres caseros hay que probar su tiramisú o el delicioso pastel de queso de cabra.

  • Ideal para el vermut, los cafés y los cócteles

Un espacio perfecto, también, para vermutear en su terraza y un lugar idóneo para visitar entrehoras por su variedad de cafés, tés, zumos de fruta naturales, smoothies y pasteles caseros biológicos. Todo ello confirma una experiencia gastronómica integral que permite acudir a We Bistrot a partir de las 12h y aprovechar esos momentos fuera del trabajo para "desconectar".

Por supuesto, los cócteles no entienden de horarios, así que podrás probar mojitos, mimosas, bloody marys, pisco sours, además de su selección de grappas y digestivos artesanos en cualquier momento.