Lettera Trattoria Moderna es un restaurante inaugurado recientemente en Madrid y está dirigido por el chef italiano Francesco Ingargiola, quien firma un concepto de cocina italiana auténtica -pero reinterpretada- en clave contemporánea.

Su proyecto gastronómico representa la autenticidad de la cocina italiana desvinculada del concepto anticuado al que en ocasiones se relaciona a esta. Montándose en la ola del movimiento de renacimiento de las trattorie que se está llevando a cabo en Italia, Francesco Ingargiola seguirá los pasos de restaurantes como Trippa Trattoria en Milano, Bancone Pasta o Luca Restaurant, ambos en Londres. Su objetivo es muy preciso y bien definido: desarrollar conceptos antiguos en un contexto completamente nuevo, concibiendo una cocina auténtica y sin adornos.

Francesco Ingargiola se pone como intérprete de la tradición, combinando las recetas de su familia con técnicas e ingredientes de su generación, tanto en el contenido como en la forma. En cuanto al emplatado, Francesco se inspira en el estilo de las cocinas británicas y del norte de Europa, creando platos simples, naturales y limpios.

Hay platos más atados a la tradición, como la Pasta alla carbonara clásica o Tagliatelle alla bolognese. Pero hay otros que serán portavoz de esta nueva cultura gastronómica italiana, como son los Ravioli rellenos de pato y pera en salsa de vino blanco o la Tarta siciliana di ricotta descompuesta.

El espacio lo podremos disfrutar en la Calle de la Reina 20 (Madrid) y ha sido diseñado -y planeado- por el estudio de María Villalón. Todo es un conjunto de creatividad, carácter y personalidad mediterránea. Las características típicas del estilo del Mediterráneo occidental constituyen la base de todo el proyecto. El concepto surge a partir del estilo toscano, evocando el espíritu de la “campagna” italiana: árboles, casas de campo, viñedos iluminados por la luz del sol. Inspirándose en las tradiciones rurales y materiales naturales, el espacio presenta un carácter rústico pero vanguardista, hablándonos de historia y hogar.

  • El chef

Francesco Ingargiola (Mazara del Vallo, 1992), estudió en la Universitá dei Sapori en Perugia y ha pasado por diferentes estilos de restaurantes, desde los más tradicionales a los estrellados. Su pasión por la cocina nació cuando era muy pequeño. Gracias a las enseñanzas de su familia, aprendió que el concepto comida es sinónimo de convivencia, unión y compañía.

Tras años de estudios y experiencia en diferentes países como Noruega, el joven chef no deja que sus raíces pasen a un segundo plano. Muchas de sus recetas pertenecen a su familia y son características de Mazara del Vallo, su lugar de nacimiento. Para hacer Risotto de calabaza y salsiccia, por ejemplo, sigue la receta de su tía Giovanna, que le enseñó a cocinar con productos frescos y estacionales.