Actualmente, Les Grands Buffets es el mayor restaurante de Francia y se encuentra en la localidad de Narbona (Francia) a tan sólo dos horas en tren de alta velocidad desde Barcelona, y con un trayecto de lo más agradable, envuelto de espectaculares vistas.

No es de extrañar que la reputación de este restaurante sobrepase las fronteras de Occitania, ya que casi la mitad de su clientela viene de todas las regiones de Francia, incluso España. Eso sí, previa reserva, con varias semanas de antelación. Más bien unos dos meses de espera -merecidos por cierto-.

"He querido proponer un restaurante para el gran público que recupere el lujo, la tradición culinaria francesa y los servicios de mesa más clásicos. Una de las palabras clave del restaurante es generosidad", explica Louis Privat, fundador de Les Grands Buffets.

En Les Grands Buffets se cocina con producto local y tienen como prioridad el producto de proximidad y circuitos cortos. Hasta el más mínimo detalle es cuidado para disfrutar plenamente de la experiencia en él. Dispone de un salón privado ideal para reuniones de negocios y/o comidas familiares más reservadas. Y, atención: permanecen abiertos todo el año.

  • Sus quesos

A sus casi 30 años de historia a sus espaldas, Narbona se ha convertido en la capital mundial del queso. Y es que, desde diciembre de 2018, ya se puede disfrutar en Les Grands Buffets una variedad de 110 quesos — la mayor del mundo en un restaurante. Aquí, los paladares más exigentes se rinden ante semejante exquisitez.

Siéntate, relájate y disfruta con los cinco sentidos de la experiencia que te ofrece Les Grands Buffets, de la variedad y calidad de su gastronomía, mientras el glamour y el lujo seducen elegantemente.

  • Su gastronomía se viste de seda

El restaurante propone grandes clásicos de la cocina tradicional francesa: Plateau Royal de marisco y bogavante, nueve variedades de Foie gras, nueve jamones al corte, Coquille Saint-Jacques en salsa nantesa, Rodaballo al horno, Turnedós al foie gras, Magret de pato, Cochinillo lechal y ternasco de los Pirineos asado, Riñonada, Hígado de ternera en salsa persillade, Bouchée à la Reine de mollejas de ternera y morillas, así como otros platos populares: estofados, tripas al estilo tradicional, blanqueta de ternera, jabalí encebollado, ancas de rana, etc.

  • La tradicional pastelería francesa

Llegó la hora del broche final, el momento más dulce de la experiencia, y para ello cada día seis pasteleros del restaurante plasman su creatividad y pasión creando más de 50 postres entre los que se encuentran los imprescindibles de la pastelería francesa; Macarons, Éclairs de nata, Paris-Brest, SaintHonoré, Babá al ron, y un largo y dulce etc.

Las recetas de nuestras abuelas también tienen su lugar destacado en el restaurante: manzanas bio al horno caramelizadas, crepes flambeados, mousse de chocolate bio, arroz con leche, peras en almíbar, tarta Tatin, etc.

  • Sus vinos

Embajador de la generosa tierra de Occitania, el restaurante Les Grands Buffets ha desarrollado una política singular en materia de vino, cuyo modelo económico es único en Francia: Las botellas de vino se venden a precio de bodega, es decir, el mismo precio al que lo vende el propio productor directamente en su finca. Sirven las 70 referencias de la carta en copa, un modelo único en Francia, exceptuando París, que ya lo hacen.