Con tres escasos años de vida, el nuevo Cachitos de Diagonal en Barcelona se ha convertido en uno de los locales mas reputados de la zona alta, un lugar muy atractivo para comer, cenar o tomar unas copas los fines de semana.

Su deliciosa cocina de mercado y de proximidad y su elegante decoración lo convierten en un lugar de referencia para los amantes de la buena gastronomía y los ambientes exclusivos y acogedores. Para esta temporada lanza una carta especial de platos con trufa blanca.

Cómo decía el escritor y periodista, Josep Pla, “la cuina quan més local, més internacional” (la cocina cuánto más local, más internacional). Cachitos Diagonal lo sabe muy bien, y por eso ha escogido esta frase para decorar una de las paredes de su amplio y luminoso local, ubicado en una de las mejores zonas de Barcelona: Diagonal con Balmes.

Tras más de dos años desde su apertura, el restaurante perteneciente al grupo Costa Este, dirigido por Idoia Llombart, se ha consolidado como un referente gastronómico de la zona alta en la ciudad condal. Su propuesta, basada en una amplia oferta de platos y tapas clásicas de la cocina tradicional española, se fusiona con las tendencias más innovadoras con toques de autor.

El chef José Vega renueva la oferta constantemente con los productos más frescos de cada estación, entre los que destacan los arroces y paellas, los tartares de solomillo y atún bluefin y otras delicias como los huevos rotos con bogavante, los tallarines de calabacín con gambas, el canelón de foie y trufa, las gambas de Palamós, el chuletón de ternera gallega, los pescados del día y los postres caseros. Sus menús de temporada de setas o trufas son también un must de la casa.

Para esta temporada, Cachitos Diagonal (como su homólogo Cachitos Rambla) apuesta por la trufa blanca con una carta de platos exquisitos acompañados de esta variedad de hongo procedente de Italia y considerada como una de las joyas de la gastronomía.

La amplia carta de Cachitos Diagonal, encuentra además en las sangrías su gran complemento, con 55 combinaciones diferentes y cautivadoras, lo que lo convierte en el enclave ideal para tomar un aperitivo a media mañana, disfrutar de una buena velada en pareja, ir de tertulia con amigos por la tarde o una reunión ejecutiva.

Un ambiente agradable y sofisticado en el que se combinan materiales tradicionales con una decoración personal y ecléctica creada por la famosa Estrella Salietti y Pepe López del Hoyo.