Desde su apertura, el grupo Álbora siempre ha apostado por una cocina saludable y natural, sin aditivos químicos, con especial preocupación por la procedencia de los alimentos y su máxima calidad, el respeto de los productos de temporada y la aplicación de técnicas que ayudan a lograr un equilibrio entre el sabor y la mejor asimilación de la comida.

Fieles a esta filosofía, han trabajado durante meses en un proyecto con expertos en nutrición e investigación, convencidos de que la alta cocina debe basarse en una nutrición sana.

Al Grupo Álbora, evidentemente, les preocupa lo que comemos, la procedencia de los alimentos, cómo lo cocinamos y cómo nos sientan. El futuro de la alta cocina es éste. En consecuencia, de la mano de especialistas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas CSIC y de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, su equipo de I+D ha desarrollado unos menús conformes a las pautas nutricionales que les han indicado, los cuales aportan las calorías y los nutrientes acordes al ritmo de vida que exige comer fuera de casa, elaborados con técnicas de alta cocina específicas, sin renunciar al sabor y a la satisfacción.

Se han preocupado, sobre todo, en la forma de cocinar los alimentos, que no sólo influye en su textura, olor y sabor, sino también cómo repercute en sus propiedades nutricionales.

Por ejemplo, han sustituido las frituras por los planchados y por las cocciones naturales (libres de tanta grasa), así como el vapor de agua y las aguas aromatizadas con hierbas. Han eliminado, casi en su totalidad, los azúcares refinados, e incorporamos el azúcar de los propios alimentos, sobre todo, con las frutas, presentes en todos los menú.

Reconozcámoslo, Álbora ha diseñado una gastronomía inteligente, respetuosa con las materias primas de calidad y la temporalidad, con una ingesta calórica controlada y una combinación de alimentos adecuada, perfectamente equilibrada en nutrientes, con técnicas apropiadas.

¿Se imaginan comer un menú de alta cocina por solo 820 kcl? Pues si. Nosotros lo hemos hecho... y muy satisfechos.

  • La Carta

Los aperitivos preparados en este menú, además de ser ligeros tienen un alto contenido en micronutrientes, especialmente son ricos en vitaminas A y C, fósforo, magnesio, potasio y antioxidantes como el licopeno. Todos beneficiosos para la salud, sobre todo, para mantener activo nuestro sistema inmunológico en esta época del año.

¿Y que podemos decir del resto de platos? Podemos disfrutar desde unas sabrosas Lentejas con Jengibre, Maccheroncini con Tomate, Ragout de Langostinos, Lagarto Guisado con Encurtidos, Sopa de Pescado con Frutos del Mar, Arroz con Setas de Temporada, Calabaza Asada con Crema de Queso, Merluza con Sopa de Tomate, Lomo de Vaca con Patatas y Mojo Rojo... Suena muy bien. Un menú adaptado a todos los paladares.

Los postres no se quedan atrás. Desde un Tartar de Mango con Espuma de Coco, Plátano helado y Crumble, Naranja con Albahaca y Sorbete o una Macedonia de Frutas nos dejan completamente sorprendentes en el sabor como en su presentacion en mesa. Como podeis ver, la apuesta por la fruta en los menus es clara.

En definitiva, Álbora ha estudiado la adecuada presencia en los menús de todos los nutrientes de acuerdo a bases científicas acreditadas. De este modo, se garantiza su valor dietético correcto para los adultos, aunque lógicamente puede haber variaciones según los diferentes estilos de vida, el nivel de actividad física... etc.