El pasado 19 de noviembre de 2016 abrió sus puertas en Roma el AQUA by Lexus Fish Restaurant, un innovador concepto que combina la esencia de dos mundos de alta exclusividad como son el de la cocina creativa y los automóviles de lujo.

Detrás de la idea están la familia Cresci, propietaria de una concesión de Lexus en la capital italiana, y la saga de los Bastianelli, referente en la industria de la restauración.

Los Cresci llevan trabajando con la marca japonesa desde hace años, siendo los mejores embajadores de su menaje. "Lexus es más que coches. Lexus es una experiencia". En definitiva, la idea era desarrollar y utilizar esta misma filosofía, aplicándola al ámbito de la gastronomía.

Dicho y hecho. El AQUA by Lexus Fish Restaurant está basado en un concepto japonés, OMOTENASHI, que significa “el valor de la hospitalidad”, algo así como el arte de recibir y hacerte sentir como en casa. Esta filosofía pivota sobre el comportamiento altruista de los seres humanos y la total dedicación al cliente, ofreciéndole a este un servicio superior, un "costumer experience".

A través de esta experiencia única para los clientes, y siempre expresando la gratitud por su confianza y lealtad, la carta del último restaurante abierto por Lexus ofrece la posibilidad de variar diariamente de productos en función de los pescados de mayor calidad que Antonio Madonna, jefe de cocina, selecciona. Al final, la cocina en el AQUA by Lexus Fish Restaurant se transforma en una especie de laboratorio donde la creatividad y los pescados de más alta calidad se dan cita.

AQUA by Lexus Fish Restaurant destaca por su diseño cuidado y preocupado por los pequeños detalles, los mismos que encontramos en el habitáculo de cualquiera de los modelos de Lexus. O, un guiño del concesionario: con la compra de un Lexus nuevo, invitación a una cena para dos en el selecto restaurante romano.

Además, cualquier cliente Lexus tiene reserva garantizada con un postre y una copa gratis. Todo aquel que se pase por el AQUA by Lexus Fish Restaurant también puede admirar el último modelo de Lexus, expuesto en una terraza exterior, y al final de la cena recibir una tarjeta para probar un Lexus durante un día.