Un plato sencillo, barato y perfecto para el frío del invierno. Las sopas de ajo han sido durante mucho tiempo el alimento de los agricultores, que las tomaban a media mañana para reponer fuerzas. Típica de la zona de Castilla y León, se suelen tomar además en Semana Santa en alguna localidades, una forma de hacer frente a los rigores de estas tierras.

Ingredientes; 2 patatas, 1 cebolla, 1/4 kg de arroz, 1 pimiento rojo, 1 tomate, 4 dientes de ajo, 1 zanahoria, pan, 100 gramos. de jamón serrano, 1 cucharadita de pimentón dulce, aceite de oliva, 1 litro de agua y sal.

Modo de preparación: Coloca en el fuego una cazuela con un chorrito de aceite y haz el sofrito con la cebolla, los ajos, el pimiento rojo y el tomate. Procura que esté todo muy picado.

Una vez listo, añade la zanahoria picada, el jamón troceado, un poquito de pimentón y una pizca de sal y rehógalo bien.

Incorpora luego las patatas peladas en rodajas no muy gruesas y déjalo durante unos minutos hasta que los sabores se mezclen bien.

Echa el agua y el arroz y deja cocer todo a fuego lento durante 15 ó 20 minutos.

Para servirlo, puedes acompañarlo con una rebanada de pan en cada plato o de un huevo frito. A tu elección.