Una vez más optamos por una receta de la Federación de asociaciones de celiacos de España para contaros como hacer unos pimientos rellenos de carne con bechamel. Un plato sin gluten apto para toda la familia.

Ingredientes: 4 pimientos verdes, 250 gramos de carne picada de cerdo, 1 cebolla mediana, 2 ó 3 dientes de ajo, 3 pimientos del piquillo, 1 cucharada de harina (para celiacos), leche, tomate frito (para celiacos), aceite de oliva, pimienta, nuez moscada y sal.

Modo de elaboración:

Se limpian bien los pimientos, se secan y se untan con aceite de oliva. Los colocamos en una fuente y metemos en el horno a 200ºC unos 10 ó 12 minutos (lo suficiente para que se les pueda quitar la piel y aún estén enteros). Se cortan con un cuchillo el extremo del pedúnculo y reservamos.

En una sartén con aceite de oliva sofreímos la cebolla, los piquillos y el ajo muy picados. Cuando comiencen a dorarse añadimos la carne, la sal y la pimienta.

Continuamos rehogando hasta que la carne cambie de color ahí es cuando añadiremos la harina. Movemos bien y vamos añadiendo, poco a poco, la leche caliente hasta que se forme una masa un poco más ligera que la de croquetas. Añadimos un poco de nuez moscada. Se rellenan los pimientos y reservamos un poco esta masa.

Preparamos una fuente con una base de tomate frito y, sobre ella, vamos colocando los pimientos rellenos. Introducimos en el horno a 180ºC hasta que el pimiento esté tierno.

A la masa que reservamos le añadimos un poco más de leche caliente para formar una salsa blanca, muy ligera. Con ella cubriremos los pimientos antes de servirlos.