Las croquetas se pueden elaborar de casi todo, pero si hay un relleno con el que nunca se falla, es el de morcilla. Te proponemos una receta sencilla con un espectacular resultado. Auténticas croquetas gourmet gracias a la morcilla de Villada.

Ingredientes: 2 cucharadas y media de harina, 2 vasos de leche, 1 cucharada y media de margarina o mantequilla (al gusto), 1/2 morcilla de Villada o un tarro de 400 gramos de crema de morcilla, 1 huevo batido, pan rallado para rebozar y 1 pizca de sal.

Modo de elaboración:

Freímos en una sartén con un poco de aceite la morcilla de Villada sin tripa o el tarro de crema de morcilla y reservamos

En otra sartén, se echan las cucharadas de margarina o mantequilla. Dejamos que se deshagan y añadimos la harina y mezclamos bien.

A continuación vamos echando poco a poco la leche para que se vaya integrando bien. Echamos una pizca de sal y removemos a fuego lento con unas varillas o cuchara de madera.

Cuando esté casi hecha añadimos la morcilla de Villada y mezclamos todo bien.

Echamos la masa de croquetas en una fuente y dejamos enfriar.

Con ayuda de unas cucharas cogemos la masa. La pasamos primero en huevo batido y luego en pan rallado.

Por último freímos las croquetas en una sartén con abundante aceite caliente.

Una vez fritas las ponemos en un plato con papel de cocina para que absorban el exceso de aceite y ya están listas para comer.