Las cremas son como las croquetas. Pueden hacerse de todo lo que a uno se le ocurra y, desde nuestro punto de vista, creemos que siempre salen ricas. Son nuestra perdición y ahora, con el otoño, son la mejor terapia contra los días grises y los estómagos fríos. Vamos a preparar una que preparamos mucho en casa y que os chupareis los dedos.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 pimiento morrón verde.
  • 2 ramas de apio.
  • 1 patata mediana.
  • 1 cebolla.
  • 1 vasito de leche.
  • 1 vaso de caldo de verduras o en su defecto agua.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Para adornar: queso de cabra y un pimiento del padrón frito.

Modo de elaboración:

Lo primero que hacemos que quitar las hojas al apio y con un cuchillo retiramos los hilos de los lados. Luego las lavamos.

Limpiamos el pimiento verde y pelamos la patata junto con la cebolla.

En una cazuela ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y rehogamos todas las verduras y la patata, hasta que tomen color.

Más tarde añadiremos el caldo y el agua, un poco de sal y pimienta, y lo dejaremos tapado hasta que esté hecho. Recordad que en la olla rápida son unos seis minutos y en una cazuela normal hasta que veais que esté todo bien tierno.

Acto seguido, lo batimos. Podemos dejarlo tal cual o pasarlo por un colador para quitar alguna posible hebra que se nos haya quedado del apio.

Servimos calentito con una rodaja de queso de cabra y el pimiento del padrón frito. Y ya está!