Bacalao de Islandia apuesta por dar a conocer su origen sostenible, responsable de su alto nivel de calidad y su sabor, tal y como explica Kristinn Björnsonn, portavoz de la compañía en MadridFusión: “El Bacalao de Islandia es un pescado muy versátil que procede de las aguas frías y puras que rodean la isla. La clave de su sabor único y su textura melosa reside en su tratamiento óptimo desde el momento de captura, durante su curación y almacenaje y hasta el plato del consumidor”.

El bacalao de Islandia sigue un proceso en el que siempre se preserva la calidad. Desde la pesca con anzuelo para mantener la integridad del pescado, su tratamiento a bordo del barco para conservar la frescura cuando llega a puerto, el salado y curación en la fábrica de los pueblos islandeses, hasta su exportación y posterior elaboración en los mejores restaurantes internacionales.

Desde hace generaciones, los pescadores islandeses obtienen el bacalao de manera sostenible y llevan su sabor a rincones de todo el mundo protagonizando un amplio recetario que combina la tradición y la modernidad. Es una de las principales actividades económicas del país nórdico y para preservar la supervivencia de esta especie única se siguen unos protocolos muy estrictos.

Profesionales de la restauración, críticos gastronómicos y visitantes de la feria degustaron los tres días de evento hasta seis recetas gourmet diferentes preparadas para la ocasión.

La importancia del bacalao en la cocina española

Desde hace siglos el bacalao ha sido uno de los alimentos básicos en muchos países europeos pero en España se convirtió en un estandarte de la gastronomía autóctona. Su versatilidad ha inspirado, tanto a grandes chefs como a los restaurantes más tradicionales, a crear recetas innovadoras y deliciosas destacando algunas de las más típicas como el bacalao a la vizcaína o los buñuelos de bacalao.

Durante muchos años era el alimento preferido por los pescadores por su alto contenido en proteínas y su amplia variedad de minerales y vitaminas. Se trata de un alimento bajo en grasas ideal para todos los miembros de la familia y que se adapta perfectamente a todas las variedades gastronómicas que encontramos en la hostelería española.