Con el slogan ¿Te suena?” Bodegas Marqués de Vizhoja han presentado en Madrid por todo lo alto su nuevo concepto de empresa, sus nuevos aires de comunicación y marketing, pero con la tradición de uno de los coupages blancos que inspiran la devoción por un vino de familia que están presentes en todo el mundo desde hace casi cincuenta años.

El vino blanco está de moda. Y no solo lo sabemos por la campaña institucional de “Marida mejor tu vida”, sino por la tendencia de consumo por parte de las nuevas generaciones que en el caso de Galicia tiene nombre y apellidos, Marqués de Vizhoja. Una bodega que lleva tiempo apostando por incorporar la cultura del vino a la noche, siguiendo la tendencia que lleva años marcando pautas en Italia, Bélgica, Francia, Suiza, Alemania y que apuesta por vivir el ocio con los mejores matices, los olores más naturales y un abanico de mil sabores en una copa de un buen blanco.

Y en esa línea la bodega ha creado un nuevo concepto de ocio con amigos y compañeros “Noches de Vizhoja” que se ha puesto de moda en el barrio de Salamanca, en Madrid, o en la zona de Brickel en Miami, ocupando su marca de cabecera un importante noche entre los consumidores más jóvenes, gente vips entre los 25 y 40 años que se inician en el consumo de vino.

Porque cada día el vino blanco ocupa un lugar preferencial entre los jóvenes, y ellos apuestan por aquellos que les ofrecen una imagen que se adapte a su personalidad. Por esta razón, Marqués de Vizhoja  personaliza esta moda con uno de sus secretos mejor guardados, el vino de autor que creó Mariano Peláez y que ha marcado a varias generaciones como brindis de amistad.

Y precisamente con la innovación como seña de identidad, Jorge y Javier Peláez muestra ahora la nueva campaña de Marqués de Vizhoja. Una nueva generación de bodegueros, una nueva añada (2017) y una forma diferente de invitar a degustar su mejor vino a través de la colaboración con los luthiers Toom Pak que han creado una sintonía con los objetos y los sonidos de la bodega.