Haciendo honor a su nombre, TXOKO se inspira en las sedes de las sociedades gastronómicas vascas, donde la cuadrilla se divierte alrededor de la buena mesa. Así, además de una cocina de mercado de corte tradicional con la brasa como gran aliada, TXOKO La Moraleja ofrece un inmejorable ambiente a cualquier hora del día.

Abierto desde primera hora de la mañana hasta el inicio de la madrugada, se ha consolidado como un destino imprescindible para los profesionales de empresas vecinas, y para grupos de amigos y familias de la zona.

El inicio del buen tiempo trae consigo la inauguración oficial de su nueva terraza, asentada en un amplio espacio verde con un pequeño huerto de hierbas aromáticas, así como un gran estanque que refresca las veladas más calurosas. Combinando áreas de mesas altas y bajas a la sombra de grandes parasoles fijos, es perfecta para la celebración de todo tipo de eventos y acciones especiales.

Hay que destacar una carta especial de afterwork, disponible entre semana a partir de las 17h, para acompañar el atardecer estival, con propuestas propias de la temporada como el espeto de sardinas; anchoas de Santoña; tiraditos y ceviches o gambas roja y blanca cocida o a la plancha, junto a mariscos de concha; ibéricos y quesos o coquetas y tortilla de bacalao.

El programa se completa con dos miércoles de música en vivo al mes, para disfrutar de actuaciones privadas e interactivas de artistas de flamenco, pop o melódica, que convertirán la velada en una auténtica fiesta.

Cuidada decoración y la mejor parrilla de la zona

El luminoso interior de TXOKO es una prolongación del espacio natural que lo rodea, con un depurado estilo a base piedra y madera en colores cálidos y neutros, combinando modernidad y detalles tradicionales. Su cocina arranca con deliciosos desayunos de bollería casera o tostas de pan artesanal con jamón ibérico o huevos revueltos; cafés al gusto y una selección de tés gourmet y zumos naturales, incluso con versión détox.

La carta de restaurante está confeccionada sobre el mejor producto de temporada, recetas tradicionales y elaboraciones a la brasa en su gran parrilla vista, en la que se cocinan con reconocida maestría carnes y pescados de calidad y corte perfectos. Una completa bodega, que incluye variedad de espumosos y, cómo no, txakolís de Guetaria, completan la exitosa propuesta del nuevo place to be de La Moraleja.