Antes de cumplir su segundo aniversario desde que Álvaro Castellanos e Iván Morales abrían las puertas de KIRIKATA, un restaurante puramente japonés centrado en la barra de sushi, la temporalidad del producto y del mercado han decidido seguir apostando por la mejora de la oferta gastronómica del restaurante con esta nueva apuesta.

Dicho local no se trata de una ubicación más, nada más y nada menos que el espacio situado en la calle Doctor Castelo 2 (Madrid), local contiguo a Taberna Arzábal y primera cocina en la que se horneó la original taberna Arzábal hace algo más de ocho años.

Los motivos de esta mudanza son dos: ubicación y cualidades del local. “Es evidente que la ubicación de este local es muy atractiva. La calle es mágica y además está al lado de nuestra taberna Arzábal. No podemos negar que hay un componente de nostalgia al regresar al local en el que hace ya más de ocho años cocinamos la marca Arzábal”, indica Iván Morales, mitad del Grupo Arzábal. “Sin embargo lo que realmente nos hizo decidirnos fueron las características a nivel de instalaciones y cocina que ofrece el espacio y que necesitábamos para poder ampliar la oferta gastronómica”, sentencia Morales. Además, con esta apertura contarán con una terraza para degustar su cocina nipona.

Tradición gastronómica japonesa en su máxima potencia

Al frente de la barra japonesa se encuentra Luis Sánchez, el sushiman que lleva al frente de los cuchillos de A desde los inicios y pieza clave en la propuesta gastronómica nipona de Kirikata.

Algunos de los platos más representativos de A como el Bao de Costilla de Cerdo Ibérico, la Ensalada de Gambas Spicy, o la selección de Niguiris (Toro con Tomate, Pez Mantequilla, Salmón Flambeado, Gunkam de Atún picante) o el de Lomo de Wagyu  se mantendrán en carta, pero también se contará con otras incorporaciones como por ejemplo el Ramen de Carabinero o la Brocheta de Cigala.

“Sin duda algunas de las aportaciones a la carta serán los tempurizados y la robata”, apunta Iván Morales.

Además, dentro de esta nueva etapa, A Japanese Kirikata contará con dos menús degustación: el Omakase Medium y el Omakase Large.

En cuanto a la oferta líquida, A Japanese Kirikata refuerza la apuesta por la amplia oferta de vinos por copa y champanes. En esta nueva etapa se ha decidido eliminar la parte de cócteles: “La parte de coctelería marcaba mucho al local vinculándolo a la oferta de noche, y aportamos por posicionarnos como restaurante de día y noche pero centrándonos en la cocina y barra japonesa”, indica Iván.

Al frente de la carta líquida estará Elena Robles, maitre y sumillier que formó parte de los dos últimos años del restaurante y que ha pasado por restaurantes como Maze by Gordon Ramsay* o Gordon Ramsay Hospital Road Restaurant*** entre otros.