La certificación WfCP obtenida por Bodegas Luzón está orientada a la consecución de cuatro pilares: la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la gestión del agua, la reducción de residuos, así como la eficiencia energética y el uso de energías renovables.

La obtención de este certificado, desarrollado por la Federación Española del Vino (FEV), y en poder de muy pocas compañías españolas, pone de relieve el compromiso con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático de Bodegas Luzón, iniciado años atrás con la elaboración de vinos naturales y la certificación ISO 14001 en Gestión Medioambiental.

En palabras de Francisco Martinez, Gerente de Bodegas Luzón, "Esta nueva certificación viene a demostrar el compromiso de Bodegas Luzón por el cuidado del MedioAmbiente, ser una empresa medioambientalmente sostenible y a ratificar el trabajo activo de la misma, donde (a futuro) se pueda decir que somos una empresa con una huella Carbono Cero"

La bodega, al conseguir el WfCP, demuestra su responsabilidad social gracias a su fuerte compromiso con la tierra y su sensibilidad hacia el cambio climático. La organización cumple, además, con los criterios de sostenibilidad medioambiental exigidos por los principales distribuidores internacionales como son Walmart o Sainsburys.

Esta compañía, integrada en Grupo Fuertes, es una de las mayores productoras de vino de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jumilla y sus elaboraciones tienen una marcada personalidad y un elevado prestigio tanto entre los expertos como entre los consumidores.