Las Indicaciones Geográficas Protegidas Ternera Gallega y Ternasco de Aragón comienzan un plan de promoción que durante tres años reivindicará la importancia de los sellos de calidad garantizada de la Unión Europea, a través del programa de acciones “Carnes con Estilo”.

Un ambicioso proyecto con el que estas dos históricas IGP´s quieren poner en valor las garantías de calidad y de origen que certifican los sellos, junto con el arraigo, la tradición y la identidad de sus tierras.

Dos IGP´s que comparten valores y experiencia

Estas dos denominaciones comparten valores, pero también historia. En el caso de la IGP Ternasco de Aragón, se trata de la primera carne fresca que fue reconocida con una Denominación específica en España. En esas mismas fechas, en 1989, la IGP Ternera Gallega comenzó su labor de control y promoción. Ambas IGP fueron reconocidas por la Unión Europea en 1996 siendo las dos primeras carnes frescas de vacuno y cordero, respectivamente, con un control integral y certificación de garantía reconocido por Europa.

Actualmente, ambas IGP´s son las más representativas en la comercialización de vacuno y cordero recental en España, donde Ternera Gallega representa el 55% del total del vacuno nacional español con sello IGP y Ternasco de Aragón, el 55% del total del cordero recental nacional con IGP.

Tanto por su veteranía y experiencia acumulada a lo largo de estos años como por su peso específico en el sector de carnes frescas certificadas con el sello de Indicación Geográfica Protegida, estas dos denominaciones han decidido unir fuerzas para reivindicar ante los profesionales y los responsables de compra del hogar los valores diferenciales que las identifican.

Un completo plan de acciones para el consumidor y los profesionales

Conscientes de la importancia de focalizar los esfuerzos para conseguir resultados, este plan de promoción va a contemplar diferentes actuaciones centradas principalmente en el punto de venta y el entorno online.

Por una parte, con una intensa propuesta de acciones de dinamización en los principales comercializadores nacionales de estas “Carnes con estilo”. Y, paralelamente, con una campaña de publicidad y contenidos digitales.

Esta propuesta de acciones promocionales permitirá transmitir al consumidor los valores diferenciales de los sellos de calidad europeos. Porque, además del sabor, la seguridad y la trazabilidad que llevan asociados, estos productos destacan también por los beneficios derivados de su influencia en el territorio, la creación de empleo de calidad y el relevo generacional en las zonas rurales, así como otros tantos aspectos que las dos IGP´s transmitirán a los consumidores.