'Solomillo' es la nueva propuesta gastronómica del Hotel Alexandra en el centro de la ciudad condal. Un descubrimiento gastronómico de dos plantas. Abajo, la Charcutería, con una terraza en la calle Mallorca, donde degustar selectas tablas de quesos, embutidos y producto de mercado; y en la primera planta, el Restaurante 'Solomillo', con una nueva interpretación de la tradicional brasserie, de fórmula sencilla y novedosa: carne al peso.

Dos nuevos espacios que se abren a la ciudad, con un interiorismo cálido y acogedor en el restaurante, mientras que la planta calle se ha remodelado como un espacio más informal para la charcutería. La propiedad del hotel ha encargado la conceptualización de los espacios de restauración y de la oferta gastronómica a la empresa 'Algo se está cociendo', dirigida por Enrique Valentí, quinen explica “La propuesta es pionera en Barcelona y se basa en un establecimiento temático en el que disfrutar del solomillo como estrella de las carnes -procedente de tres diferentes razas bovinas- y ajustable a los gustos del comensal en su punto de cocción, peso y acompañamientos”.

El Restaurante

Un concepto totalmente innovador donde el producto estrella es la parte más noble de la carne, con un aspecto diferenciador que se basa en el concepto “carne al peso”. ¿Cómo funciona? El comensal lo elige todo. Una vez escogida la raza de la carne según temporada (Salers, Black Angus Nebraska, Frisian, Rubia Gallega Wagyu, entre otras), el comensal debe elegir el peso y el punto de cocción, además de las salsas –bearnesa, Café de París, queso azul, pimienta negra, mostaza antigua o mojo de hierbas- y guarniciones, que van desde las ensaladas, a las patatas, las verduras u otros acompañamientos (arroz, pasta, legumbres o choucroute).

Un concepto innovador pensado para que el comensal disfrute, donde puede repetir, compartir, probar, ser comedido, o comparar para diferenciar intensidades y sabores. Materia prima de primera calidad en un ambiente cálido y cuidado, con un excelente servicio.

La Charcutería

La Charcutería, en la planta calle, remodelada como un espacio informal con el aspecto de una charcutería tradicional y terraza, apuesta por el embutido ibérico, así como el embutido local y catalán y los quesos de calidad, con más de 25 referencias -afinados y seleccionados por Eva Vila de Vila Viniteca- procedentes de los productores más reconocidos de nuestro país. De esta forma, La Charcutería, se convierte en el punto de encuentro del hotel, donde comprar y degustar su amplia oferta - desde embutidos, hasta cócteles por la noche -, según el momento del día.

Según explica Carolina Borrell, Directora del Hotel Alexandra, “la gastronomía del Hotel Alexandra da un giro hacia una especialización en carnes y charcutería Premium”, al mismo tiempo que amplía el servicio de cocina en su terraza interior -Patio- que está abierta todo el año y que cuenta con la misma carta del restaurante interior.

Equilibrio entre interiorismo clásico y contemporáneo

Solomillo y La Charcutería han supuesto una remodelación completa de los dos espacios diferenciados que ocupan, uno en planta calle y otro en el primer piso. El diseño del interiorismo es obra del estudio barcelonés Borrell Jover Arquitectos, quienes han utilizado materiales de empresas españolas asociadas a RED (Reunión Empresas de Diseño).

Todas las instalaciones respiran modernidad, pero se inspiran en las raíces del diseño español. Espacios donde el goce de los sentidos prima en un entorno atemporal, la madera, el mármol negro, la piel para los asientos, los tonos chocolate junto a la luz natural del mismo recinto, componen un conjunto armónico que no interfiere en el gran protagonismo que tanto en La Charcutería como en Solomillo acapara el producto gastronómico.