Recién estrenados los ‘Soles’ de la Guía Repsol 2018, nos llena de orgullo poder contaros que el restaurante Desencaja ha sido distinguido con un Sol Repsol.

Tal como reseñan los propios miembros de la Asociación de Amigos de la Real Academia de Gastronomía y la Cofradía de la Buena Mesa, Iván Sáez, propietario del restaurante y al frente de los fogones, “borda la caza y versiona clásicos con acierto”. El chef agradece estas palabras y distinción, “ya que siempre es gratificante que reconozcan tu trabajo, pero lo que hay que hacer es seguir cocinando con pasión para no dejar de mejorar”.

Este 'Sol' deja constancia, tal y como categoriza la Guía, “de la gran calidad y variedad” que ofrece Sáez en Desencaja con una cocina clásica en la que no faltan toques de autor que el madrileño propone descubrir a través de distintos menús sorpresa: ‘Un viaje a la Luna’, ‘Un viaje al centro de la Tierra’, ‘Dueño del Mundo’ y ‘El Rayo verde’.

Quienes le sigáis de cerca, sabréis que Iván Sáez se ha convertido en los últimos años en un auténtico maestro de la caza mayor y menor, y por eso su restaurante Desencaja, donde más variedad de platos hay de esta especialidad en la capital, es la pista clave cuando se quiere disfrutar de unos buenos 'Zorzales fritos con caracoles', un sorprendente 'Ramen de paloma', una 'Tórtola estofada' o recetas similares con caza mayor según avance la temporada y se vayan abriendo las vedas. Platos como estos forman su recién estrenado ‘Menú de Caza’.

Su buen hacer y la excelente relación calidad precio, han contribuido, sin duda, a lograr este nuevo reconocimiento que se suma al Bib Gourmand otorgado en la edición 2016 por la Guía Michelin.

Para disfrutar de sus propuestas, Desencaja, con tres años de vida, ha cambiado recientemente su decoración y se ha transformado casi en una caja, las paredes simulan cartón, la atmosfera es más que agradable y las creaciones se sirven en una vajilla acorde con cada bocado que no dejará indiferente a nadie.