Mundialmente conocida, lo cierto es que la gastronomía italiana cuenta con algunos platos que hacen las delicias de todo aquel los prueba. En la capital hispalense, podemos encontrar numerosos restaurantes italianos donde degustar esta cocina mediterránea en todas sus variantes.

Aparte de deliciosos platos de pasta y suculentas pizzas, en estos establecimientos podemos encontrar variedades de quesos, pescados, carnes y exquisitos postres, como el coulant o el tiramisú.

El Nómada: muy próximo a la iglesia de San Marcos, encontramos este acogedor restaurante, cuyo plato estrella es la pizza elaborada de forma artesanal en horno de leña y con ingredientes frescos y de temporada. No olvides pedir uno de sus postres, especialmente el coulant.

Porta Rossa: los exquisitos sabores de la Toscana hacen las delicias de los comensales en El Arenal, el popular barrio sevillano donde la bistecca a la florentina es una de sus recetas más populares del Porta Rossa, al igual que el hojaldre con espárragos y queso de oveja. Las carnes de vacuno, los gnocchis y los platos de pasta casera son de los más valorados por sus clientes.

Al Solito Posto: en este restaurante podemos degustar la mejor focaccia y carpaccio, así como jugosas carnes y pastas y pizzas al más puro estilo italiano. Ofrece además una amplia carta para celíacos.

San Marco: un clásico sevillano que se distingue por ofrecer una carta variada en un ambiente acogedor. Aparte de pasta y pizza artesanal, su oferta incluye pescados, carnes y risottos.

La Piemontesa: la carne, los risottos y los platos gratinados de este restaurante son elaborados en el horno de brasa. Situado en pleno centro, no dejes de pedir una de sus pastas al estilo tradicional.