Hay gustos para todos y aunque la fusión está de moda, la cocina de siempre no pasa de moda si hay alguien detrás que sepa mantenerla viva.

Luis Martín supo hacerlo cogiendo las riendas de la que fue su escuela durante años, ya que lleva más de 25 trabajando entre las bambalinas de Taberna Gaztelupe.

Desde hace un tiempo es además chef ejecutivo del negocio y gracias a su buen hacer, a su implicación y a su gran equipo, ha logrado recuperar la buena fama a este entrañable local. Bien orgulloso de esta merecida reputación, Luis es el alma de una taberna que viste de largo sus mesas y no pierde su marcado acento vasco en la que el verdadero protagonista es siempre el producto, especialmente del mar, conquistando día a día con recetas de toda la vida, modernas en presentación pero tradicionales en boca.

Y justo ahora en la temporada estival el mar cobra, si cabe, más protagonismo que nunca con sus jornadas del bonito. Y es que este túnido del Cántabrico ‘veranea’ en Gaztelupe.

Hasta el 20 de septiembre se sirve en recetas como el bonito del Norte a la riojana; bonito del Norte encebollado; bonito del Norte con tomate casero; taquito de bonito barbacoa sobre ajoblanco y verduritas; bonito del Norte albardado con salsa romescu; marmitaco de bonito del Norte; ventresca de bonito del Norte asada a la parrilla con bilbaína y taco de bonito del Norte con tomate concasé y crema de yuca.

Por otro lado, entre sus clásicos cabe destacar la terrina de foie hecho en casa, chipirones encebollados al estilo de Bilbao, rape asado a la parrilla con bilbaína, chuletón de rubia gallega asado a la parrilla y entre los postres o la galleta de manzana con helado de tofee.

Taberna Gaztelupe es un espacio tradicional, con servicio clásico y elegante. Tiene una amplica capacidad para 160 personas y dispone de varios reservados para sentirse como en casa, perfectos tanto para reuniones familiares como empresariales.

Además, posee unas doscientas referencias de vino para acompañar a las comidas. Sus postres fantásticos, todos caseros... y hay que probar sus helados.